Las chicas son el demonio, Els.

La señorita Hicks no era, como a menudo temía sospechar Denver, cualquier cosa viscosa con tornillos y tentáculos. La señorita Hicks, la más eficiente de todas las secretarias que Denver había tenido jamás, era una chica de un lugar llamado Edward Henry, también conocido como Denry, que podría haber pasado por una chica humana cualquiera de …

Las chicas son el demonio, Els. Leer más »