Glenda Galan

En Miami hay de tó

  Mi vecino era una persona muy nice, no hablaba con nadie; a las tres de la mañana cortaba las palmeras de su patio con

En Miami hay de tó

  Mi vecino era una persona muy nice, no hablaba con nadie; a las tres de la mañana cortaba las palmeras de su patio con