8 de marzo

Día Internacional de la Mujer, que desde 1911 y como consecuencia de la decisión adoptada un año antes en Copenhague, lleva celebrándose en algunos países de Europa y que tiene su razón en la defensa de los derechos fundamentales, como el derecho al voto, la educación, al trabajo o a la igualdad de oportunidades. Desde entonces se han venido llevando a cabo numerosos actos en todos los rincones del mundo: congresos, charlas, conferencias, concentraciones, manifestaciones…, reivindicando con ello los derechos de la mujer.

Veinte años después de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, (firmado por 189 gobiernos), sigue siendo necesario recurrir a esta hoja de ruta para alcanzar los derechos de tantas mujeres y niñas de todo el mundo.

Aprovecho mi publicación de este mes para su promoción y divulgación, en pos de un futuro mejor para toda la humanidad, pues aunque es cierto que se ha avanzado a través de la historia aún queda mucho por hacer. Desde los gobiernos, que deben adoptar un fuerte y sólido compromiso para promover los derechos de las mujeres, las propias mujeres, que deben ser conscientes de sus derechos, hasta la implicación misma de los hombres como defensores de la igualdad de género. Todos, tenemos la responsabilidad de actuar en una visión compartida de justicia social y derechos humanos.

El próximo 22 de marzo se celebran las Elecciones al Parlamento de Andalucía, Comunidad Autónoma a la que pertenezco puesto que he nacido en la ciudad de Málaga, (España). Gracias a aquellas mujeres del XIX podré expresar mi opinión mediante el voto y para ellas hoy, mi reconocimiento y mi homenaje.

Mujeres y niñas, que os presento a todo color pues creo que la ocasión lo merece. Óleos de diverso formato que fueron realizados entre 1994 a 1998.

Espero que os gusten.