Vuelta al cole

Ha llegado el momento.

Después de unas merecidas vacaciones, llega la vuelta al cole de nuestros pequeños. Algunos no lo llevan muy bien, parece que los meses de verano han pasado muy rápido y aún no están preparados para iniciar la dura tarea de madrugar, de tomar aceleradamente el desayuno, de cargar con la mochila dispuestos a llenarla de nuevas ilusiones e impresiones, y atender al profesor durante unas seis horas sentados en una silla incómoda. Suerte que entre tan ardua tarea podemos volver a ver a nuestros amigos de clase, contarles todo lo que hemos hecho en los cortos tres meses de vacaciones y jugar contra reloj.

Hemos de ser conscientes de que no es fácil, que es más divertido levantarse tarde y después de un desayuno interminable, correr hacia el parque, la playa, el campo… o la divertida ciudad que tantas cosas bonitas guarda tras los escaparates. La película a altas horas de la noche o simplemente ese tumbarse como gato panza arriba.

Los dibujos que en esta ocasión he seleccionado y que me gustaría que vieseis junto a vuestros hijos o pequeños amigos, forman parte de la publicación de un precioso libro, “Muchos dichos”, escrito por Cecilia García Torres, (profesional de la educación infantil), y editado por Paraninfo en 2012, en el que tras una completa introducción de ayuda a padres y profesionales de la enseñanza, facilita a los niños y niñas los aprendizajes cotidianos de forma divertida y poética, pues a través de los dichos, pareados y coplillas, el lector disfruta y aprende. Como ella nos dice al abrir las primeras páginas: “Te lo digo en pareado, por si es más de tu agrado”.

He tenido la gran suerte de realizar sus ilustraciones, que pienso contribuyen a que sea más ameno para los niños y complementan su contenido. Así, la primera ilustración, (son todas a color), recoge el momento en que los papás y tutores llevan a los jóvenes estudiantes al colegio. La despedida de los niños en la puerta del colegio no es traumática, porque están contentos de iniciar de nuevo el curso, romper la rutina vacacional y el reencuentro con los compañeros. Quizás, como se puede ver en la segunda ilustración, alguno no esté aún muy convencido, pero la dinámica del ambiente conseguirá persuadirlo. Pronto, estarán integrados entre antiguos y nuevos compañeros, y un adorable maestro que con su ayuda sabrá hacernos crecer, como se puede apreciar en los siguientes dibujos. Éstas y cada una de las ilustraciones que componen el libro, las saqué de lo más profundo de la alacena del corazón.

            “Espero por mi lado,

que grandes y chicos hayáis disfrutado,

con el dibujo de esta historia

que os he contado “

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket

Relacionadas