Un mundo para Viva

El film más reciente del director irlandés Paddy Breathnach, Viva, es la historia de Jesús (Héctor Medina), un joven habanero, apenas mayor de edad, homosexual, peluquero en un cabaret de travestis y que a veces, por necesidad, se prostituye. En el único lugar en el que Jesús recupera la autoestima es en el escenario del cabaret, donde le dan la oportunidad de subirse como drag queen, a hacer performances de cantantes famosas. Jesús está solo en el mundo: es huérfano de madre y su memoria no registra recuerdos del padre, quien cumple una condena por asesinato desde que su hijo tenía tres años. Una de esas noches en las que la drag queen se encuentra sobre las tablas, aparece su padre (Jorge Perugorría) ebrio en la barra. La trama se vuelve un hilo de tensión entre ambos, y un ajuste de cuentas con el pasado y los sentimientos encontrados.