Cerdos, policía y negro mata pacos

  Un ventarrón de protesta soñé que se levantaba y que por fin enterraba éste animal que se apesta, que grita como una bestia en medio de su corral, que nos hace tanto mal y nos causa gran dolor, nos chupa nuestro sudor Hay que matarlo, compai. Los Cojolites