Santos Godino, el Petiso Orejudo

De pronto la ciudad de Buenos Aires se quedó sin niños. Las calles y las plazas lucían una desolación que lastimaba. Alguien –“un monstruo”, “un degenerado”, eran algunos de los adjetivos que usaba la prensa– rondaba por los barrios porteños asesinándolos. La policía había encontrado en una casa abandonada el cadáver de Arturo Laurora, de …

Santos Godino, el Petiso Orejudo Leer más »