Luk

Luk

Edmundo Paz Soldán   La nave descendía. Me asomé por la ventanilla, observé las rocas blancas y afiladas en la ladera de la montaña contra

Luk

Edmundo Paz Soldán   La nave descendía. Me asomé por la ventanilla, observé las rocas blancas y afiladas en la ladera de la montaña contra