#Ráfagas: La víctima