La novela cubana sin fin

Todos los días a las 11 de la mañana Carlos Victoria levantaba el teléfono. Sabía muy bien el motivo de la llamada, pero por cortesía a su amigo no rechazaba aquel extraño rito: del otro lado la voz cansada y ronca de siempre le anunciaba que se iba a matar. Guillermo Rosales sabía de voluntades: …

La novela cubana sin fin Leer más »