Escritora Cubana

El difunto Fidel

Después que viajamos “al exterior” (como se le llamaba eufemísticamente en Cuba al resto del mundo) mi mujer, mi hija y yo vivimos varios meses

Chocolate

  Verónica Vega Una vez que abro la puerta, que el aire acondicionado da en la cara, entro a otro país. Y qué olor a

El difunto Fidel

Después que viajamos “al exterior” (como se le llamaba eufemísticamente en Cuba al resto del mundo) mi mujer, mi hija y yo vivimos varios meses

Chocolate

  Verónica Vega Una vez que abro la puerta, que el aire acondicionado da en la cara, entro a otro país. Y qué olor a