Dos mujeres, un vestido y la noche de millones

La trigueña Encarnación, la del pasito sencillo (Cambia el paso, que se te rompe el vestido ) con sus simples movimientos no se sale del ladrillo… —Larry Harlow, «el judío maravilloso» Paseaba ilusionado dentro de The Falls Mall, pues luego de una buena racha de trabajos eventuales bien remunerados y después de pagar mis cuentas …

Dos mujeres, un vestido y la noche de millones Leer más »