Cuestión de segundos

Todo es cuestión de segundos (de 8 al menos)

  Nadie presta atención. O, al menos, no por más de ocho segundos, que es lo que estudios han demostrado es el período de concentración

Todo es cuestión de segundos (de 8 al menos)

  Nadie presta atención. O, al menos, no por más de ocho segundos, que es lo que estudios han demostrado es el período de concentración