Silver Linings Playbooks

Jessica Mercado

¡¡¡¡Cuidado con los spoilers!!!

silverCuando vi el trailer de esta Silver Linings Playbooks y me di cuenta que estaba nominada a varios premios Oscar, se generó en mi una gama variopinta de espectativas, porque soy fanática de las películas que tocan temas cotidianos, cercanos, que les pueden pasar a cualquiera y además por los actores que estaban en ella. Estaba Jennifer Lawrence, que ya la había visto actuando en Winter’s Bone, y estaba el archi-conocidísimo Robert De Niro.

Bradley Cooper me daba igual, sinceramente.

Mis expectativas subieron una escala más cuando vi que Silver Linings Playbook estaba nominada a los Independent Spirit Awards. El estar nominada a este premio daba un respaldo más a esta película que se posicionaba en un contexto diferente, muy por encima de los criterios comercialones que se toma en cuenta en los premios Oscar. Ahí  me dije “tengo que verla”. Craso error.

No voy a hablar de la película ni de su falta de historia, de argumentos, la consecución de escenas sin mucha lógica o línea, las conexiones poco creíbles, ni de sus actores de los cuales considero que el haber elegido a Jennifer Lawrence como mejor actriz es lo mismo que pasó en el  Oscar del 93 cuando premiaron a Marisa Tomei por su papel en “Mi primo Vinny”, un desacierto, una equivocación.

No, en esta columna se va a hablar del soundtrack que acompañó a esta película.

Perdón, en esta columna se va a hablar de aquellas canciones que hicieron algunas escenas de esta película, escenas rescatables, en donde la música intensifica el sentido de cada escena y la actuación de los actores.

Escena 1: “Where’s my wedding video?”/Led Zepellin:

Pat (Bradley Cooper) quiere encontrar su video de matrimonio. Son las tres de la mañana, despierta a todos en su casa, rebusca el ático y estantes pero él sigue sin encontrar su “wedding video”. En esta búsqueda sin sentido y a altas horas de la noche solo Led Zepellin lo acompaña. Con su canción “What is and What should never be”  se enmarca toda la escena de principio a fin, su comienzo tranquilo y con la voz de Robert Plant acompañando los pensamientos de Pat cual susurros en su mente contrariada. El clímax de la escena es cuando Pat entra en crisis donde la guitarra de Jimmy Page imita cada uno de los recuerdos, memorias, saltos y golpes de una mente aturdida de dolor, de gritos y de recuerdos. Led Zepellin es la mente de Pat hablándole a gritos.

Bradley Cooper, en este escena, se luce. “It’s myyyy weedingg videooooo”

La escena. El minuto 2:03, el clímax

http://youtu.be/ij2Y8mpkEYk

Debo reconocer que es gracias a esta escena que estoy escuchando más a Led Zepellin un poco desconocido para mi.

Escena 2: A new beginning/Alabama Shakes.-

Pat acaba de salir del centro de rehabilitación y ha decidido ponerse en forma y no hay mejor manera que ponerse en forma que salir a correr. Para él, el salir a correr es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad y la canción “Always Allright” de los Alabama Shakes lo acompaña en cada  paso y a lo largo de todo su paseo. Sus acordes iniciales replica cada uno de los pasos de Pat, la cámara enfoca sus pies y el camino por recorrer. Efectivamente, es un nuevo comienzo.

Los Alabama Shakes no son muy conocidos, al menos yo no los había escuchado nunca, pero con esta canción llegan a ser nominados a mejor artista revelación para los Grammys 2012. Con todo, esta agrupación se perfila como una de las sensaciones para este año, esperemos qué nuevas nos traen.

Lamentablemente no encontré la escena completa como en el caso anterior, pero encontré el video de esta canción con algunas escenas de la película, entre ellas, la de Pat corriendo en lo que él llamaría “un nuevo comienzo”.

httpv://youtu.be/Z4NHOBwMZl8

Escena 3:  Y los días pasan/Bod Dylan:

No hay nadie mejor que Bob Dylan para acompañarte en aquellos días en donde los días sólo “pasan”, en donde te sumerges en la rutina, en la consecución de una meta, en donde te entregas a las horas y a un devenir tal vez no deseado pero necesario. Es cuando has aceptado las cosas, cuando te resignas a ellas y te entregas, es cuando Bob Dylan aparece para  acompañarte con su melancólico son y sus canciones únicas.

Esta es la situación de Pat y Tiffany, ambos saben que necesitan ayudan y ambos se entregan a un entrenamiento y preparación  diaria que otorga a Pat disciplina y descanso, y a Tiffany un poco de  tiempo con Pat. Los días pasan, la fecha clave se acerca, los sentimientos afloran arrullados por la música de Bob Dylan.

http://youtu.be/SL_qih4Bffk

Esas fueron las tres escenas que más me gustaron de la película en las que pude sentir la intención de la escena y la música fue un buen acompañante, un protagonista más de la misma. Releyendo el post, confieso que me  han dado ganas de volver a verla y dado que es domingo, ¡aprovecharé!

Jessica Mercado

Nació en Lima. Periodista y Abogada.  Descubrió el periodismo y lo convirtió en un amor inconstante. Estudió Derecho en la Universidad Católica del Perú y  un Master en Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Conduce y produce un programa de radio web de música beatlera en Beatlesperu.com. Ha escrito reseñas de libros y entrevistas para revistas digitales y diarios de México y España. Tiene un blog sobre sus tres personalidades jeccajessjessica.blogspot.com y un blog sobre música y cine desoundtracksypelis.com. Le   gusta viajar, las tazas de café, lo días lluviosos y las buenas conversas.

Twitter: @jessmercadom

Relacionadas