Poetas de Miami: Arturo Morell

 

 

Todos nos mentimos antes de dormir.

Nos mentimos

que él o que ella

puede cambiar.

Nos mentimos

que todo lo que dijo

fue real.

Nos mentimos

p i a d o s a m e n t e

que eso, fue casualidad…

que sí, que en verdad nos estiman…

que solemos mal interpretar…

que no nos engañan…

que todo es cuestión de tiempo…

Y nos mentimos

que nos quieren de verdad.

Nos mentimos

en  d i m i n u t a s  dosis

de pequeñas gotas

que de una en una

forman un manantial

de lágrimas, semen, sudor…

Y nos mentimos

que ese, es un mar… que no hay dolor… no hay preocupación

 

Nos mentimos

c a u t e l o s a m e n t e

que nadie se dio cuenta

que nadie lo notará que pronto se olvidará

Nos mentimos

a m o r o s a m e n t e

intentando no lastimar… al lastimarnos

Nos mentimos

que seguro no nos mienten,

porque quien nos quiere,

por Dios ¡no es igual!

Nos mentimos

que pronto alguien llegará y nos amará…

así, sin condiciones, sin juegos

en complicidad…

sin mentiras cada noche.

Nos mentimos

y dormimos con la  c o t i d i a n a m e n t e

vieja y renovada esperanza

de que por la mañana

nuestras mentiras

por algún efecto mágico

                  serán realidad.

 

Nos mentimos al mentir

y quizá, en medio de esas mentiras

nos ocultamos una gran

                          v e r d a d.

httpv://youtu.be/uA6dVVbFcFc