Mi forma de clonar

Hubo un tiempo en que los hermanos Cano convertían en oro todo lo que tocaban. Bien con Ana Torroja en Mecano, bien por separado, Nacho y José María le pusieron letra y música a la década de los 80. Como botón de muestra, Nacho le dio una canción a una banda que comenzaba, Olé Olé, y el tema se convirtió de inmediato en un super éxito en España.

Olé Olé se hizo famoso en Latinoamérica después de que Marta Sánchez sustituyera a Vicky Larraz como voz principal, por eso le tocó a otra banda dar a conocer No controles de este lado del charco. Concebida como una especie de Bananarama, Flans apareció en la escena musical de la región con una fuerza inusitada, gracias a la acertada selección de No controles como tema promocional y a un video fantástico que se hizo tanto o más popular que la propia canción.

No creo que No controles aparecería en Avalancha de éxitos, el tercer disco de Café Tacvba y que consta de puros clones, si no hubiera sido por las Flans; me pregunto si el que clonaran a las mexicanas y no a Olé Olé cambió el resultado. El genio de los Tacvba, gracias a unos arreglos al borde del rock industrial tan en boga en aquel momento, le quitó todo aire juvenil a No controles y lo convirtió en un desesperado clamor por la libertad creativa.

La nostalgia es uno de los principales motores de la industria musical y tanto Flans como Olé Olé, con Martha Sánchez y con Vicky Larraz, han vuelto a grabar No controles. Pero de las versiones más recientes de la canción, destaca la que hiciera el dúo germanofrancés Stereo Total, que además titularon No Controles su disco de 2009.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket

Relacionadas