MENTIRAS

                                                Mª Jesús Campos

 

En toda mentira existe la intención de engañar o como mínimo, la de ocultar la verdad. Estos personajes que os presento hoy son grandes mentirosos, tanto, que ya no saben distinguir de cuanto dicen si es verdad o mentira, e incluso llegan a creerse sus propias sandeces.

Como un embudo, tragan cuanta información necesitan y cocinan sus mentiras en una marmita en continua ebullición.  ¿Durante cuánto tiempo se puede mantener una mentira antes de que sea advertida? Es igual, con la misma facilidad nace una nueva que pronto se hará tanto o más grande que la anterior, bolas que se multiplican y disparan como balas de cañón que pondrán fin a cualquier esperanza que asome la cabeza. Esos inocentes silencios terminarán por habitar en mundos paralelos y salvaguardados como sólo un hacedor de mentiras sabe guardar un secreto, les permitirán salir ilesos en cualquier conflicto.

Algunos se creen muy listos y pretenden vendernos humo. Ciertamente podrían ser expertos en decir embustes si no fuera porque su falta de escrupulosidad los hace algo ridículos, mezquinos, como todo aquel al que se descubre en un engaño. Con esta intención, he dibujado a mi personaje exagerando su imagen cómica. Paseando sobre un laberinto de chimeneas, se le ve a la legua que lo que vende es humo.

Igual de cómico he querido presentar al charlatán, al que nos cuenta cuentos fabulosos como verdades absolutas y ensimismado en una verborrea interminable, no advierte lo cansado que puede resultar escucharle.

Intentando acercarme un poco a la verdad, he escogido estas tres ilustraciones basadas en la mentira, sin que dejen de ser algo jocosas… Espero que os gusten.

 

[print_gllr id=34269]