Reseñas breves de un lector entusiasta: Matate, amor de Ariana Harwicz

Una historia marcada por lo salvaje, por su fauna, pero por la pulsión bestial de una protagonista que huye. Contada desde el relato interno de su protagonista, es un tanque de guerra contra los estereotipos y los lugares comunes: el instinto materno, la tranquilidad de vivir en el campo lejos de la ciudad. Una maternidad no elegida. Trata de la vida de una mujer con su esposo y su bebé que viven en el campo, una familia y una vida que la alienan, una pareja mecanizada con el amor ausente pero que se poseen. La locura es el acto de liberación contra los mandatos que la oprimen y la muerte está siempre latente, sobre todo como asesinato. “A cierta hora aparece un ciervo que se me queda mirando de una manera brutal como no me miró nadie nunca”. Una paradoja: el libro es de un ritmo frenético, pero se me hizo un poco largo. Hay una parte que se me repite. También es cierto que la historia me agarra a contramano, viviendo plenamente la crianza. De todas maneras me resultó interesante.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket