Libros cartoneros

Los libros cartoneros, esos encuadernados a mano con tapas de cartón reciclado, son una alternativa que lucha contra las grandes editoriales. Su producción se ha expandido en muchos países en su propósito de democratizar el libro y, sobre todo, la lectura, de tal manera que los autores que usualmente son excluidos por las editoriales puedan publicar sus textos. En ese intento de romper esos sistemas hegemónicos de las grandes editoriales, en Perú han aparecido diversas alternativas cartoneras y, muchas de ellas, felizmente, con apoyo de instituciones.

Este es el caso de Magari Quiroz (Lima, 1962), quien escribió un libro de cuentos titulado De callejón y otros amores. Lo importante es la forma cómo llego a hacerlo. Magari no buscó una editorial, sino que ella misma decidió realizar la producción de su libro de una manera diferente: lo artesanal. Ahí nace la idea de crear una editorial cartonera.

La Facultad de Educación (FAEDU) de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), donde Magari trabaja hace ya varios años, apoyó el proyecto de la editorial cartonera. En este trabajo, que ya tiene dos años de vida, Magari no está sola, su hermana Gloria Quiroz, también docente de la universidad, la apoya en el trabajo editorial y juntas sacan adelante las publicaciones.

Ellas cuentan que el trabajo fue tomando rumbos que inicialmente no imaginaron: “Inicialmente solo deseábamos una experiencia cartonera mediante un taller de tutoría grupal; sin embargo, la voluntad de nuestros estudiantes, sus talentos diversos para el arte y su interés por la literatura nos han permitido continuar con el proyecto que ahora lleva por nombre: ‘Universitarios cartoneros democratizando la lectura y la escritura’. De esta forma, fomentamos, además, la autogestión, el reúso, la creatividad y el trabajo colaborativo”.

Magari agrega que, dentro de la Facultad, los futuros docentes publican sus libros con pastas de cartón intervenidas artísticamente con pintura, bordado, collage y otras técnicas: cuentos, compilaciones de leyendas de sus pueblos originarios. En el caso de los estudiantes de Educación Intercultural Bilingüe, cancioneros, poemarios, colecciones de fotos, de pinturas en acuarelas con sus historias, recetas de cocina, medicina natural, etc. Toda una diversidad que apuesta por la creatividad de estudiantes entusiasmados con el proyecto.

La editorial cartonera abrió otros espacios y también ha tenido impacto en algunos escritores. En lo que va desde su creación, han publicado obras de algunos autores que han cedido sus derechos, por ejemplo, el escritor aymara, José Luis Ayala, con su poemario Rita Puma. También algunos docentes de la FAEDU, como los poetas Mahia Maurial y Huberth Santisteban, cuyos libros ya están en versión cartonera, lo que ha permitido democratizar la poesía y llegar a otros espacios.

Un logro importante del equipo cartonero de la FAEDU fue su participación en la última edición de la Feria del Libro de Lima, donde presentó el proyecto como una buena práctica. Asistieron a la presentación la Vicedecana de la Facultad, Liliana Muñoz, la Jefa del Departamento Académico, Jamine Pozú y la Jefa de la Unidad de Posgrado, Elisa Robles. En dicho evento, Magari Quiroz y todo el equipo cartonero, en el marco del aniversario de la UPCH, ofrecieron una conferencia sobre el proceso editorial, lo que incluye la recolección del cartón, la intervención artística de este, la edición de los textos, impresión, costura y puesta en exhibición.

Es cierto que aún se necesita impulsar más las editoriales cartoneras. Algunas se resisten a hacerlo y solo muestran sus producciones en ferias independientes, donde no tienen una visibilidad necesaria. En la FAEDU saben eso, por ello el apoyo y el impulso en su deseo de democratizar el libro y la lectura es constante. Cada vez más jóvenes se unen al grupo, algunos escriben, otros ilustran, los más antiguos animan a los nuevos y así surgen novedosos emprendimientos. Existe una mística en torno a lo que hacen y eso los impulsa a comprometerse con la literatura. Actualmente, tienen tertulias literarias los viernes por la tarde en la universidad. Es un sueño hecho realidad. Los sueños sirven para ello, para perseguirlos y alcanzarlos. Sin ellos, el mundo no podría cambiar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket