Instante

De pie

sobre el manantial de sal

que pasa

y pasa,

bajo este cielo sin conciencia:

 

¿Cómo sostener la variedad

del movimiento? ¿Cómo recorrer

el ciclo del tentáculo?

 

Este tiempo no está en ningún lado,

no es sino

en mi porción del palpitar,

en las lenguas del fuego

lamiendo las gargantas del segundo,

en la fruta caída del árbol

abierta al picoteo

(tic tac continuo). Lo que sigue

 

es otra sucesión de brevedades

amenazando el sitio de una imagen

 

Nada puede fiarse a la memoria:

nos realiza recortados en instantes

nunca como el fruto cayendo

que somos.