buscar el silencio oportuno para decir tu nombre
callar todo el día
toda la gente
no decir a nadie tu palabra
esperar
nada
¿qué es una palabra
si no una imagen atada,
qué eres, pues, tú
que te ataste, tonto, a el horizonte
inexplorado, promisorio de la muerte?
cuando se callen todas las palabras,
cuando no signifiquen todo.
seré menos de lo que soy ahora, ayer, mañana, hace un siglo
PALABRAS
y te buscaré escondido entre esa oscuridad desordenada
caeré en el amargo sino que no veo.
y seguiré esperando.

@LeChatDavo

© 2011, Elías David. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorEditorial
Artículo siguienteToda Una “Leydi”
Sostuvo en esta revista, hace tiempo, la columna de poemas Saudade que ahora retoma, ya sin saudade. Ha impartido en su ciudad natal talleres de creación literaria donde ha aprendido mucho. Textos suyos han aparecido en antologías regionales de su país y de Miami. Fue profesor de secundaria. Ahora sólo lee y escribe, o sea, no hace nada.