El superviviente

Un film que muestra con naturalidad y sin tapujos las desgracias del ser humano y la crueldad en sí misma.


En esta su primera película (tras dirigir varios cortos) Stephen Fingleton nos presenta una historia post apocalíptica en la que el protagonista vive aislado en una cabaña en medio del bosque tras la muerte de su hermano.

El superviviente pasa sus días alerta a la amenaza ajena e intentando subsistir con los pocos recursos que quedan ya en la Tierra, hasta que un día se presentan ante su puerta dos mujeres: Milja y Kathryn. A cambio de pasar las noches con la más joven, el superviviente permitirá su estancia en la cabaña.

Las sospechas entre el grupo acechan de manera constante y nadie estará a salvo en un mundo en el que hay poca comida y la vida humana no vale nada.

Con apenas diálogos, Fingleton genera un ambiente lleno de tensión en el espectador, y por momentos agobiante, para transmitir su visión del futuro que le espera a nuestra humanidad. Un futuro decadente en el que el hombre será más inhumano y cada día será un nuevo día en el que hay que luchar por sobrevivir.

En medio de un bosque pero con la cabaña como protagonista secundario, la situación se volverá más enrarecida debido al instinto propio de supervivencia de cada uno, pero a la vez también saldrá a flote otro instinto natural del ser humano: el afecto.

Quizá Fingleton nos quiera decir con esto, que si nos aferramos a lo que todavía nos hace humanos, podamos tener una posibilidad en este mundo de salvar nuestra raza y a la naturaleza.

Un film que muestra con naturalidad y sin tapujos las desgracias del ser humano y la crueldad en sí misma.

No en vano, la película es bastante realista y dista mucho de ofrecernos una moralina barata.

El largometraje fue galardonado en el año 2015 en el Festival de Sitges a La Mejor Dirección Novel y el mismo año fue nominada en los Premios BAFTA como Mejor Debut Británico.

Lo mejor: los actores Martin McCannMia Goth y Olwen Fouere.

Lo peor: que es un futuro bastante verosímil para la humanidad.

Puntuación: 7 sobre 10