Detras de página: Enzo Maqueira

 

 

Foto: Paula Moneta

 

Enzo Maqueira nació en Buenos Aires, Argentina, el 4 de noviembre de 1977. Nunca le gustaron los deportes. Se pasaba la mayor parte del tiempo solo. Escribía, leía y tocaba el piano. Se enamoró varias veces, pero recién a los 17 años le dieron su primer beso. Estudió Comunicación Social. Empezó a salir de noche y a conocer gente rara. Con el tiempo supo cómo hacer para tener sexo. Siguió leyendo, tocando el piano, escribió por placer y por dinero. Nunca dejó de ser el mismo chico solitario al que no le gustaban los deportes, pero aprendió a disimularlo.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Crónicas y relatos

Historias de putas (Lea, 2008)

 

Novelas

Ruda macho (Lea, 2008)

El impostor (Milena Caserola, 2011)

Electrónica (Interzona, 2014)

Hágase usted mismo (Tusquets, 2018)

 

CUESTIONARIO

 

Háblame un poco de los últimos libros que has publicado o traducido.

Tengo una obsesión por el imperativo de la felicidad. Ese parece ser, según dicen (yo nunca me había dado cuenta hasta que me lo marcaron tantas veces), el hilo conductor de mis libros, sobre todo de los últimos dos: las novelas Electrónica y Hágase usted mismo. Vivimos en un tiempo donde los mandatos tradicionales cayeron o están en discusión: casarse, formar una familia, ser exitosos, servir a Dios o a la Patria… Fueron reemplazados por un mandato que cuando éramos chicos sonaba muy amable: nuestra generación solo tiene que ser feliz. El problema es que no nos enseñaron cómo ser felices, ni siquiera nos advirtieron que la felicidad no existe; entonces nos entregamos al consumo, de productos, de sustancias, de redes sociales, de experiencias, de personas, de nosotros mismos, con la idea de que ese es el camino al Dios de nuestro tiempo.

 

¿Qué blogs, revistas electrónicas u otros sitios en internet recomendarías para descubrir a autores noveles hispanohablantes? 

Los blogs, las revistas, los sitios, todo eso quedó en la década pasada, así como las revistas literarias en papel ya son parte de la historia del siglo XX. Hoy la literatura emerge de las redes sociales. Hay mucho, hay mucha porquería, pero también se encuentran grandes hallazgos en su estado embrionario. Me interesa ser testigo de ese nacimiento, cuando el autor o la autora florece, cuando los pisan, se marchitan, los cortan, se van a vivir a Europa.

 

¿Cuáles son tus referentes en la literatura iberoamericana o latinoamericana? 

Soy viuda de Cortázar y de todos los satélites y planetas que rodearon su tiempo, su poética y su política. García Márquez, Vargas Llosa, Fuentes, por supuesto; pero también Rulfo, Onetti, Puig, Arguedas, Lezama Lima, Carpentier… todo ese glorioso siglo XX para las letras latinoamericanas. Con el tiempo y con la toma de conciencia sobre las invisibilizaciones me interesé en las escritoras. Ahí aparecieron Sara Gallardo y su majestuoso Eisejuaz, Elvira Orpheé, Hebe Uhart y Liliana Heker, que fue mi maestra y también es cortazariana.

 

¿Qué otras autoras y/o autores han tenido influencia en tu obra? 

Probablemente todos los que leí, sobre todo los que no me gustaron. Pero puedo nombrar algunos que leí mucho en la adolescencia o con la lupa atenta en la adultez: James Hadley Chase, Wilbur Smith, Andrés Caicedo, Fogwill, Edward Williams, Dostoievsky, Borges, Chejov, Bioy Casares, Camus, Cheever, Idea Vilariño. Y Godard, Truffaut, Agnès Varda, Fellini, Kim Ki Duk, Lucrecia Martel, Freddie Mercury, Bach, Radiohead y Piazzolla.

 

¿Qué nuevas escritoras y/o nuevos escritores hispanohablantes recomendarías?

Recomendaría a mis amigos, así que mejor no recomiendo nada porque si me olvido de alguno se va a enojar.

 

¿Qué autor o autora está subvalorado en tu país de origen?

Todos. Por empezar, muchas editoriales no pagan los derechos de autor, creen que nuestro trabajo no vale, les pagan a los que diseñan la tapa, los correctores, el que hace la prensa, etc., pero a nosotros no. Eso ya da cuenta de la dimensión de lo poco que nos valoran. Ni hablar en términos literarios, porque eso no le importa más que a unos pocos.

 

¿Y ahora qué autor o autora está totalmente sobrevalorado en tu país de origen?

Siempre digo que es Aira, pero esta vez voy a decir otro. No porque no se lo merezca, pero ya cansamos a todo el mundo con Borges.

 

¿Cuál ha sido tu peor (¿o mejor?) borrachera en una feria del libro? 

Soy de tomar poco, pero te puedo contar de la vez que fui a la feria de Guadalajara empepado y creí que un policía me había tocado el hombro para invitarme a una orgía.

 

¿Qué serías si no fueras escritor o escritora?

Actor, músico o director de cine.

 

¿Qué viene luego de Borges en tu biblioteca?

Bioy Casares, por supuesto.

 

¿En qué estás trabajando ahora?

Terminé una novela en 2020 y empecé otra en 2021. La primera es una distopía, como no podía ser de otra manera (sospecho que se viene una avalancha de distopías); la segunda es un best seller (?).

 

¿Cuál va a ser tu próxima lectura?

Twitter, urgente. Ya me está dando abstinencia.

Relacionadas