Detrás de página: Brenda Navarro

Brenda Navarro, (México, 1982) es fundadora del proyecto editorial #EnjambreLiterario. A veces colabora para Pikara Magazine y Kaja Negra.com

Tiene un máster de Estudios de Mujeres, Género y Ciudadanía por la Universidad de Barcelona. Sus líneas de investigación están relacionadas con derechos laborales y usos del tiempo de las escritoras, el acceso de mujeres a la cultura, derechos y humanidades digitales, y la construcción de identidades dentro de los campos de poder de la industria editorial.

BIBLIOGRAFÍA

 

Novela

Casas Vacías, Kaja Negra, 2018.

 

Cuento

“Jauría de perros”, República de los lobos, República de los Lobos. Antología del cuento mexicano reciente, Editorial Algaida, 2015.

“El asalto a Raúl Castro”, Antología El último apaga la luz, SOGEM- Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP),2011.

 

Háblame un poco de los últimos libros que has publicado. 

Casas Vacías, Kaja Negra, 2018. Es mi primera novela. Es un libro digital, de descarga gratuita en http://kajanegra.com/casasvacias/ pensada para distribución digital, sin embargo, nos hemos encontrado con que mucha gente quería tenerla impresa y estamos por sacar la segunda edición a finales de febrero de 2019 para su distribución en México.

Es una novela que empecé a escribir con el cuestionamiento personal de qué clase de sentimientos experimentaría una madre mexicana que un día ha tenido que aprender a vivir con la desaparición de su hijo. Sin embargo, cuando las lectoras llegan a él, lo que encuentran es que es un libro que problematiza toda la concepción de la maternidad y como yo creo que una obra literaria siempre culmina con su lectura, entonces, yo le creo a las lectoras.

¿Qué blogs, revistas electrónicas u otros sitios en internet recomendarías para descubrir a autores noveles hispanohablantes? 

El periódico de las Señoras (https://elperiodicodelassenoras.wordpress.com/)

Anfibia me gusta mucho (http://revistaanfibia.com/)

Hablemos escritoras (https://www.hablemosescritoras.com/)

Punto de partida (http://www.puntodepartida.unam.mx/)

 

¿Cuáles son tus referentes en la literatura iberoamericana? 

Creo que es complicado decir exactamente de quién tomas cosas cuando lees, probablemente cada lectura te influye, tanto para decir: “No, esto no me gusta, no me interesa, aunque el mundo crea que es increíble” o “Esto que parece muy normalito, muy simple, me ha conmovido mucho”. Pero mira, podría decir que admiro mucho el trabajo de Pilar Quintana, Selva Almada, Mariana Enríquez y Criseida Santos-Guevara.

¿Qué otros autores y autoras han tenido influencia en tu obra? 

Yo soy fan de cuerpo completo de Ágota Kristóf. Luego diría que Elfriede Jelinek, Wis?awa Szymborska, Alicia Erian y Lionel Shriver me han marcado mucho.

Y creo que Nick Hornby me reta mucho como escritora, me gustaría tener la maestría que tiene de hablar sobre el mundo desde una posición que parecería pop pero que es de una profundidad tremenda. Lo logra tanto en sus libros como en los guiones que ha escrito.

¿Qué nuevos escritores y nuevas escritoras hispanohablantes recomendarías?

Creo que se lee poco a Criseida Santos-Guevara y es muy buena. También recomendaría a Olivia Teroba, a Abigail Rodríguez, Ana Clara Muro, por mencionar algunas, pero seguro que con leer el libro de Liliana Pedroza y su libro “Historia secreta del cuento”

(http://eprints.uanl.mx/13572/1/Historia%20secreta%20del%20cuento%20mexicano_8.pdf) ya tenemos para leer mucho.

¿Qué autor (o autora) está subvalorado en tu país de origen?

Pues yo creo que todos, a ninguna de las personas que escribe se le considera un profesional con derechos laborales, los trabajos a los que pueden dedicarse son mal pagados y entre que se dedican a escribir y a vivir dignamente -cada vez más difícil en este mundo- no existen políticas de lectura que realmente impacten para que la gente pueda conocer trabajos bien escritos. Lo que pasa es que escribir es una cosa tan solitaria que eso atomiza los esfuerzos que podemos hacer para realmente exigir de manera conjunta una serie de necesidades básicas que deberíamos de tener cubiertas, no sólo como escritoras y escritores, sino como ciudadanos. Es un pez que se muerde la cola, o sobrevives o escribes o medio haces las dos cosas al mismo tiempo. Lo de ahora, vaya. Hablo de la mayoría de escritores y escritoras, hay excepciones que se la pasan bomba mayoritariamente porque tienen acceso presupuestos estatales.

 

¿Y ahora qué autor (o autora) está totalmente sobrevalorado en tu país de origen?

Uy, pues eso sí que no lo sé. Hay para todos los gustos. Creo que todo texto tiene su público, lo digo de verdad. Pero creo que están sobrevalorados todos esos escritores que por haber escrito cualquier obra, no me importa si la que rompe el siglo de lo buena que es, recibe estipendios escandalosos por parte del Estado. Estoy pensando en todas las personas que tienen asignado un presupuesto por “ser artista” en el Colegio Nacional en México, por poner un ejemplo.

 

¿Cuál ha sido tu peor (o mejor) borrachera en una feria del libro?  

Como escritora nunca me han invitado a ninguna feria. Así que me salvo de contar cualquier borrachera memorable.

  

¿Qué serías si no fueras escritora?

Siempre he dicho que mi sueño frustrado fue ser bailarina profesional de bailes regionales mexicanos.

 

¿Qué viene luego de Borges en tu biblioteca?

Hace unos años me mudé de continente y doné toda mi biblioteca. De los libros que he adquirido desde entonces, ninguno es de Borges. Tengo a Manuel Iris, Milan Kundera, Mercè Rodoreda, Odette Alonso, Liliana Blum. Son los que alcanzo a ver mientras escribo esto.

¿En qué estás trabajando ahora?

Estoy trabajando en una novela que tentativamente se llama Plaga de Asqueles y habla sobre el perdón. Voy lenta, pero segura.

¿Cuál va a ser tu próxima lectura?

Empecé a leer, justo ayer, El museo de la rendición incondicionalde Dubravka Ugreši? y retomé Breat Easton Ellis and The Other Dogs de Lina Wolff. Los leo de manera alterna.

 

Descarga la novela Casas Vacías por acá.