#Clones: Clonar es como reencarnar

En 1973, Stevie Wonder sufrió un terrible accidente de tránsito que casi le costó la vida. Tres meses antes, el cantautor había grabado Higher Ground, que terminaría siendo una de sus canciones más emblemáticas. La letra de la canción habla de segundas oportunidades, de no perder los chances que te da esta o la próxima vida.

Para mí, Mother’s Milk es el disco más importante de los Red Hot Chili Peppers. Tras la muerte de uno de los fundadores de la banda, Hillel Slovak, y la incorporación de Chad Smith y John Frusciante, la banda se encontraba en un momento delicado. Sin embargo, el sonido que lograron con Mother’s Milk los dejó a las puertas de la grandeza, cosa que lograron con el rotundo éxito comercial de su siguiente entrega, Blood, Sugar, Sex, Magic. Higher Ground es uno de los temas que más sirvió para construir el sonido y la personalidad de ese disco.

La carrera de Eric Clapton siempre estuvo marcada por altibajos y problemas personales. Bien como miembro de superbandas de efímera duración, bien como solista, los excesos y las tragedias personales le confirieron un halo de eterna ave Fénix. En el disco de versiones Conception, an interpretation of Stevie Wonder’s songs, por supuesto Higher Ground quedó en manos de Eric Clapton.  

Glee fue una serie que solía trabajar sobre nuevas oportunidades; la casi totalidad de los miembros del grupo coral entraban en él para huir o protegerse de situaciones difíciles, o lo hacían por razones equivocadas y no del todo claras, solo para descubrir su verdadera vocación. En 121 capítulos fueron muchas las canciones que tuvieron que interpretar y los resultados fueron desiguales, pero la versión de Higher Ground me parece está entre las notas altas de la serie.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket

Relacionadas