Art Basel Week: ¿show off o plataforma cultural? 

Relaciones, esa es la palabra que me deja este año la semana Art Basel 2018 en Miami. 

De todas las ferias que visité, sin contar eventos privados y fiestas, la obra de Steeve Lee fue la que más me llevó a meditar. Durante una semana intensa, dejamos el celular de lado, no solo porque la señal colapsa en ciertas zonas, sino porque volvemos a expresarnos de forma primitiva, eso que hacíamos antes de mandar un “hola” por un aparato electrónico.
Hoy manejamos el “Lenguaje interno” con un teléfono celular entre manos. Entre señales de bluetooth y wifi somos expertos en mandar deseos, sentimientos, y mensajes que nos dejan como personas correctas. Somos artistas de los GIF, stickers y demás trucos digitales para dejar al receptor feliz o enamorado al instante. Esa comunicación que yo llamo “Lenguaje interno” nos acerca en algunos aspectos pero nos aleja en muchos otros.
Ahora bien, a la hora de hablarnos cara a cara, y relacionarnos en directo, el “Lenguaje externo” es un sistema primitivo, donde se pone en juego cruzar miradas o sentimientos. En mi caso cuando me encuentro con alguien y le cuento de mis aventuras en el arte, lo primero que me dicen es “ya lo sé, ya lo vi en tu Instagram”. Relacionarnos, hablarnos, mirarnos a los ojos, abrazarnos, entendernos y sentirnos es algo de lo que vamos perdiendo la costumbre. Tal vez en la música, muchos han vuelto a comprar vinilos y cassettes, porque necesitan tocar un objeto, cuidarlo, leer los créditos del disco y escucharlo sin depender de un lenguaje interno de señales digitales.
En el art week de diciembre podemos ver a galeristas convenciendo a coleccionistas que el artista expuesto es el indicado para su colección. Cuando se marchan, se les envía toda la información pertinente por email, confiando que ese “Lenguaje interno” lo termine de convencer para efectuar la compra. También se buscan oportunidades para el “Lenguaje externo” en alguna reunión o desayuno de coleccionistas para persuadirlo y negociar un descuento que no perjudique la inversión de su stand, y al menos recupere los viáticos del viaje.
Los coleccionistas o simples compradores buscan en internet si ese precio es el real, si algún otro amigo ya apostó por ese artista y así no se siente solo en la decisión. O intentan investigar si pasada la feria pueden contactar al artista directamente y una vez más ese “aparato electrónico” pone en juego las relaciones, en este caso el de Galerista-Artista.
En un cruce de lenguajes externos e internos, los que estamos en el mundo del arte intentamos día a día mantenernos en una ola donde la tabla de surf es para algunos el show off y para otros es generar una obra que trascienda todo lenguaje y tiempo.
Vuelvo a mirar las piezas amarillas de Steve Lee, y pienso en estos tiempos donde todo tiene un precio y nadie se puede escapar. El arte, ¿qué tipo de lenguaje nos esta proponiendo? Art Basel Week, ¿es show off o es una plataforma cultural? ¿Qué tipo de relación tenemos con nuestros pares? ¿Cuánto contenido hay en los mensajes de texto y cuánto compromiso existe a la hora de escuchar a alguien que lo necesita?
Steeve Lee
“Yellow Vase Pair”
Porcelain, glaze, 2018
22” x 23” x 11”