Para a quienes les gusta el cine independiente, y más concretamente el cine independiente norteamericano, quizá hayan oído hablar de la revelación novel en la categoría de dirección en la última edición de los últimos Premios Gotham, que no es otra que la inglesa con raíces iraníes Ana Lily Amirpour.

Con su ópera prima, A girl walks home alone at night, de producción americana y estrenada en el año 2014, Amirpour nos acerca la historia de una mujer vampiro (Sheila Vand), vestida siempre con un chador sobre una camiseta de rayas, que deambula por las calles de Bad City en busca de alimento.

Y mientras busca sangre, también hace justicia. Sigilosa, en blanco y negro.

Y mientras busca sangre, conoce a Arash (Arash Marandi), un chico que elige disfrazarse de Drácula y que vive con su padre drogadicto. Arash también busca tener libertad y huir de Bad City.

Con un aura fílmica que recuerda al director norteamericano Jim Jarmusch, Ana Lily Amirpour ha conseguido aunar de manera coherente, y sobre todo elegante, varios géneros cinematográficos sin que resulte extraño ni chocante.

girls

A girl walks home alone at night trata sobre una historia sobria de amor, en un primer plano en la que el hecho de que la protagonista sea un vampiro no es el tema principal, sino que es un añadido sutil que aporta interés a la película sin que el espectador se dé cuenta, porque lo importante, en este caso, es el encuentro entre los personajes. Es contar historias pequeñas con importancia y con un lenguaje tan efectivo, que haga que el espectador se quede quieto en la butaca (o en el salón de su casa) deseando saber más.

La película de Amirpour es una de esos largometrajes en los que sigues pensando después de haberlos visto. Te deja colgado de las escenas como si tuvieras un hilo invisible, sin que te des cuenta.

La directora ya prepara su segundo film, The bad batch, protagonizado por Jim Carrey, Keanu Reeves y Diego Luna.

Lo mejor: la fotografía en blanco y negro

Lo peor: que la directora expresó que el film también esconde rasgos de un western pero no son en apariencia visibles o reconocibles.

Puntuación: 7 sobre 10

© 2015, Kriss Heredero. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorYo Tube un dream
Artículo siguienteEl silencio y la furia

Cristina Heredero (Madrid, 1984)

Aficionada a la lectura y escritura desde pequeña, siempre ha querido publicar y por eso hace dos años empezó a colaborar también como redactora (además de en "Suburbano") en la revista cultural “Revista Token” (España)escribiendo sobre literatura, cine y relatos de creación propia. Aunque ya se había estrenado anteriormente en la web, ya cerrada, “Pastiche” sobre las mismas artes.

Su segundo poemario titulado “Saudade (28 poemas después)” el cual es una recopilación de veintiocho poemas que giran en torno a la añoranza de los amores perdidos y los todavía presentes, está publicado en diferentes librerías online desde finales del año 2014 así como su primer libro de micropoesía titulado “Poesía.zip (101 micropoemas)”.

Tiene intención de publicar este año el primer poemario que escribió (cronológicamente hablando) y que se titula “Cuando estás”.

Ha aparecido en la antología “Anónimos 2.2” realizada por el festival internacional de poesía de Córdoba “Cosmoanónimos” que seleccionó una micropoesía suya titulada “Sonríe por favor”.

También ha aparecido en la antología “Deshojando sentimientos” realizado por el “Centro de Estudios Poéticos” de Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Fue ganadora en diciembre del año 2014 del VII Concurso de Poemas Temáticos convocado por la red social de poesía www.soypoeta.com, cuyo tema principal era el cine, con la poesía titulada “Hitchcock en nuestra bañera”.