Habitar Las noventa Habanas no es un juego del que se salga ileso

Dainerys Machado Vento se convierte en muchas mujeres que a la vez son una sola, y es ella misma o pueden ser grandes desconocidas. Se transfiguran, desnudan, se muestran en un ejercicio de pujante sinceridad. Y lo hacen, quizá, por el simple deseo —natural— de hacerlo, o tal vez no, tal vez lo hagan para …

Habitar Las noventa Habanas no es un juego del que se salga ileso Leer más »