¿Cuál es el minuto exacto en que el sol se apodera de su día? Un poco antes son todavía las sombras revueltas con una luminosidad que tampoco se decide. Le llaman penumbra, el temporal reino de la confusión. El espacio es entonces un vapor que etiqueta cada molécula del aire. Aquella sombra no desciende de este árbol, es ella quien crece de la tierra como una llama oscurecida; es un pulpo que sube sus tentáculos danzando hasta aferrarse escondiéndose en los cuerpos. Hay que saber ver y escuchar cuando el segundero del planeta se quiebra. Las sombras verdaderas se repliegan huidizas dejando como estela las otras sombras que permanecen el resto de las horas. El tiempo vulgar deja sus marcas con las que borra poco a poco el eslabón roto del, ahora ya, eco de la penumbra.

 

 

 

© 2011, Guillermo Ochoa. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorThe Food Truck Movement
Artículo siguiente¿Qué será vida?

Guillermo Ochoa-Rodrigues, poeta, escritor y fotógrafo nacido en Zapotlán, el Grande, Jalisco, el 1 de octubre de 1967. Ha publicado dos libros de poesía en la ciudad de Guadalajara bajo la editorial Mala Estrella. Actualmente vive en Colima donde ha montado exposiciones de sus fotografías. A la par del quehacer poético reflexiona de manera muy personal sobre la escritura, la lectura y la fotografía. Recientemente se encuentra acumulando poemas para editar su próximo libro.