Desde la ventana del tren que nos lleva a Viet’Nam, el sol acribilla incluso dentro del vagón con A/C. Por aquí han pasado comerciantes expertos en vender LoQueSea aprovechando el aburrimiento de los viajeros y han ofrecido al punto de convencer a varios, hasta los objetos más innecesarios convertidos en necesidad. Toallas súper absorbentes sometidas con éxito a difíciles pruebas de agua, filtros anti nicotina para los chinos en quiebra, cepillos de dientes con ingeniería master-daster acompañados de pasta dentífrica para combatir las manchas más antiestéticas, lápices portaminas con varias minas irrompibles –cosa extraña si se supone que las minas no se rompen- y hasta juegos metálicos de lógica repartidos a cada una de las mesas, como para pasar el tiempo y de paso enganchar a los más cabezones y porfiados del vagón. A punta de choclos recién hervidos, sopas ramen en balde y frutas chinas de estación compartidas con los compañeros de asiento, entretuvimos nuestros estómagos, mientras nos acercamos al Paso de la Amistad, nombre que le pusieron a la frontera que estuvo cerrada durante décadas pero que hace unos años tanto chinos como vietnamitas decidieron reabrir en pro del buen intercambio comercial, aunque la amistad aun esté en entredicho. Sin pistolas a la vista, con el único inconveniente de que el policía de frontera no había oído jamás el nombre de nuestro país, entramos caminando una calurosa y húmeda mañana a la República Socialista de Viet’Nam, el país que ha vencido tras sangrientas guerras, a las potencias más grandes de estos tiempos: a EEUU, Francia y China.

[google-map-sc zoom=”5″]

© 2011, Valerie & Foncho. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorI.
Artículo siguientePalabras de Rodrigo Fresán
Comenzamos a viajar en Noviembre del 2010 y ya hemos recorrido varios países alrededor del Mediterráneo. Este Febrero, damos un salto hasta la India donde estaremos dos meses. Sigue aquí nuestros reportajes, anécdotas y secretos de viaje... Haremos todo lo posible para que veas Más allá de tus Narices. Nos caracteriza cierta insensatez e improvisación. Nos aburre el sistema y sus trampas. Si no es ahora, no es nunca. Queremos mirarlo todo, captarlo-editarlo y publicarlo. Conocer más mundo, sus culturas y sus diferencias… MASALLADETUSNARICES.COM