Jorge Sánchez: Soy viajero. Los viajantes son anti-viajeros, son individuos que se aprovechan de sus desplazamientos, a los que llaman viajes, por lucro comercial. Suelen anunciar billetes de avión, hoteles y artículos deportivos en sus blogs o páginas web.

Por Manlio Chichizola

Jorge1No hay nada mejor que entrevistar a quien admiras. Hoy es el turno de Jorge Sánchez, la persona que más ha viajado en este mundo. Ha visitado los 194 países registrados en las Naciones Unidas, más un sinfín de islas y territorios desperdigados por el planeta, que la mayoría de los mortales ni conocemos. Él se defiende en nueve idiomas.

El “hobby” de Jorge es estudiar las religiones del mundo y compartir experiencias. Ha estado en los monasterios cristianos de Monte Athos, en los templos budistas Zen de Kioto, en cuevas del Himalaya con los sadhus hindúes y en los tekks derviches de Bujara.

A continuación, amigos, compartimos con ustedes el intercambio de preguntas y respuestas que tuvimos con Jorge hace unos días.

¿Cuál fue tu primer destino?

Fue el Sáhara Occidental, cuando aún era colonia española. Tenía solo 14 años.

¿Sabes cuántos años de tu vida llevas viajando?

He invertido 30 años de mi vida en visitar 194 países.

¿Cómo definirías tu estilo de vida? ¿Viajero, “mochilero”, viajante?

Soy viajero. Los viajantes son anti-viajeros, son individuos que se aprovechan de sus desplazamientos, a los que llaman viajes, por lucro comercial. Suelen anunciar billetes de avión, hoteles y artículos deportivos en sus blogs o paginas web.

El viajero va a conocer el mundo, va a aprender.

Tampoco soy mochilero, pues viajo sin mochila. Cargo una pequeña bolsa de mano que llena, no llega a pesar 3 kilos. Son esas bolsas de mano que te regalan en los supermercados cuando compras varios paquetes de detergente o un lote de escobas. La que llevo actualmente me la regalaron en Andorra cuando compré en una tienda dos quesos de bola de Holanda. Me regalaban un paraguas, una radio de bolsillo o una bolsa. Y yo escogí la bolsa.

Pues tengo curiosidad por saber qué llevas en esa bolsa…

Llevo útiles de aseo, dos pantalones, dos camisetas y una camisa, más ropa interior que suelo lavar a diario. Un saco de dormir, una toalla, una libreta y lápices para ir tomando notas. No necesito nada más, uno ha de viajar ligero de equipaje. Mi bolsa es pequeña y me sirve de almohada, de asiento y hasta de sombrero cuando aprieta el sol.

Una pregunta que todo el mundo te habrá ya hecho… ¿De qué vives? O mejor, ¿cómo sobrevives?

Hace años trabajaba en aquellos países ricos que visitaba, como Japón, Canadá, o Estados Unidos. Pero en la actualidad, es difícil conseguir trabajo en estos lugares, así que friego platos en un hotel de la Costa Brava, al norte de España, y con el dinero que reúno en verano me alcanza para viajar en invierno.

Soy experto en viajar de forma muy barata.

¿Cuántas vueltas al mundo llevas?

Hasta la fecha, he realizado cinco vueltas al mundo. La primera me tomó 1001 días y visité 46 países de los cinco continentes. En la segunda emplee un año, en la tercera ocho meses. La cuarta, cruzando el Estrecho de Bering, duró 80 días, y en la quinta, que finalicé en 2012, viajé durante cinco meses.

¿Cuál ha sido la peor experiencia que has vivido viajando?

Lo peor han sido las veces que, por malentendidos, me han detenido en las fronteras, acusado de espía. Hasta que no se aclaró la situación, estuve encerrado en mazmorras inmundas, sin apenas comida.

 ¿Qué hiciste para que te metieran preso en Kabul?

Entré en Afganistán por una frontera donde no había agentes de Inmigración, por Beluchistán, y al llegar a Kandahar me detuvieron porque no tenía el sello de entrada al país en mi pasaporte.

 Ahora mismo te encuentras en Malasia…¿A qué te dedicas?

Estudio las culturas de los nativos y de los viajeros del pasado que han dejado huella en este país, como el misionero navarro Francisco Javier, que vivió un tiempo en Melaka, o el gran viajero chino Cheng Ho, a quien le han dedicado un museo en esta misma ciudad, desde donde escribo, Melaka.

¿Cuál es tu próximo plan?

Tras alcanzar Papúa Nueva Guinea en barco -mañana navegare hacia la isla de Sumatra-, regresaré a España a través del tren Transiberiano a finales de la primavera. Y entonces planearé mi sexta vuelta al mundo.

Una curiosidad fascinante de tus viajes es que has sido monje en los principales monasterios del mundo…¿Y eso?

Viajo para aprender el sentido de mi existencia. Eso las escuelas no te lo enseñan, allí te adoctrinan según el partido político que gobierne. Solo las gentes sabias de los monasterios te enseñan a vivir de manera adecuada, por ello he sido monje de las principales religiones de la Humanidad. En los monasterios te enseñan el porqué de las cosas y también a amar todo lo que respira.

 Ya has escrito 22 libros… ¿Esperas escribir más? ¿Siempre vas con la libreta?

Espero seguir viajando, y también seguir escribiendo. Nunca me olvido la libreta y cuando una se acaba, rápidamente me compro otra en el transcurso del viaje.

¿Cómo crees que es tu vida? ¿Cómo haces para estar con tu familia?

Mi vida es natural, obedezco a mi esencia que me impele a viajar para aprender.

Trato de equilibrar mi vida familiar -tengo una hija en Barcelona- con mis viajes. Cuando regreso a España lo primero que hago es visitar a mi hija y demás familiares.

¿Qué crees que has ganado viajando?

He ganado el saborear la quintaesencia de la vida, el conocer mejor a mis semejantes y por añadidura a mi mismo.

Unas preguntas rápidas

Una cultura: la Budista

Un lugar para vivir: el Pirineo aragonés

Una experiencia: ser padre

Un lugar donde NO ir: a cualquier país donde exista el cáncer social de la guerra

Con Jorge uno podría pasarse días charlando sobre sus viajes. Tiene mucho que contar.

Para más información sobre él, sus viajes, sus libros, visitar su web www.jorgesanchez.es

 

 

© 2013, Manlio. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorLa dictadura de la posibilidad
Artículo siguienteOscuro / Iluminado
Manlio

Manlio

Nací en Perú en 1977. He vivido en Varese – Italia-, Londres, Miami y actualmente en Barcelona. Hace años trabajo en Finanzas para poder pagarme mis viajes y probar todo tipo de comidas. Me gusta viajar, leer, comer, oir buena música, los aviones y el Excel. No se conducir carros, pero sueño con poder despegar un avión. @manliosing
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...