CUARTETAS DE OTOÑO

Carlos Pintado

Me han concedido el fuego del pecado.

Sólo el fuego; el amor jamás ha sido

en mí sino una sombra. Yo he soñado,

en las eternas noches del olvido,

 

Que alguien me ama y me sueña. No he podido

corresponder. Soy triste como el hado

que invierte los destinos del amado.

Soy el amado, no quien ama. He sido

 

El traidor y el amigo. He complacido

a oscuros dioses el manjar sagrado.

Alguien en la penumbra  me ha buscado.

Alguien en la penumbra me ha vencido

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pocket
Pocket
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Copyrighted material by the author.