El 28 de junio de 1984, Bob Dylan actuó en Barcelona, en el Miniestadi. Días antes, lo había hecho en el estadio del Rayo Vallecano en Madrid. El repertorio fue el siguiente

Highway 61 revisited
Jokerman
Just like a woman
Maggie’s farm 
I and I
License to kill
A hard rain’s a-gonna fall
It ain’t me, babe
It’s alrigh, ma (I’m only bleeding)
Simple twist of fate
Masters of war
Ballad of a thin man
Enough is enough
Every grain of sand
Lay Lady Lay
Like a rolling stone
Mr. Tambourine Man
Don’t think twice, it’s all right
Girl of the north country
Knockin’ on heaven’s door
Señor (Tales of yankee power)
The times they are a-changin’
Tombstone blues
y
Blowin’ in the wind

Repertorio apoteósico, extraído de la biografía de Jordi Sierra i Fabra y Jordi Bianciotto, que me hace pensar también en cómo recientes descubrimientos, como Simple Twist of Fate o Lay Lady Lay, BSO autobiográfica de los últimos meses ya sonaban, blowin’ in the wind, hace casi treinta años y renacen cada vez que alguien los escucha.

© 2013, Eduardo Laporte. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorPresencia
Artículo siguientetransitivo menos cuarto

Eduardo Laporte: Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad De Navarra) , Máster en Periodismo Multimedia (El Correo/UPV) y Diploma de Estudios Avanzados en 'La lengua y la literatura en relación con los medios de comunicación' . Colaborador habitual en la prensa cultural, como el suplemento 'Territorios' de 'El Correo de Bilbao', y el resto de cabeceras del grupo Vocento. Crítico literario para la web 'Ojos de Papel' y, desde 2012, para la revista cultural, decana en su género, 'El Ciervo'. Autor del blog 'El náuGrafo digital' que, con pequeñas variaciones en el título, se actualiza desde octubre de 2004. Es el padre del arrealismo. Publicaciones: 'postales del náufrago digital' (Prames, 2008) 'Luz de noviembre, por la tarde' (Demipage, 2011):