Miguel Gomes

TERRORISMO

Pasearse por la vida tiene sus riesgos; por eso, lector, aquí te entrego mis fragmentos.

TARDE DE DOMINGO

Algunas personas se ejercitan en el arte de ser humanas; otras se obstinan en ser parientes.

GENEALOGÍAS

Si hubieses nacido en Grecia, ya serías mitología: el color de ojos de tu abuela; la frente y la nariz de tu padre; la boca de tu madre; las orejas y el cabello, obviamente, de tu tía (que en paz descanse).

Lo más difícil será averiguar si te pareces a ti mismo o si eres, más bien, el monstruo de todos.

UN DIFUNTO A OTRO

—Fíjate, chico: parece que arriba todavía hay uno que practica el realismo.

© 2013 – 2014, Miguel Gomes. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorLa partida de Nelly Munguía, voz y alma del Sara Sara
Artículo siguienteLa otra cara de la medalla

Miguel Gomes nació en 1964. Ha publicado los siguientes libros de narrativa: Visión memorable (1987), La Cueva de Altamira (1992), De fantasmas y destierros (2003), Un fantasma portugués (2004), Viviana y otras historias del cuerpo (2006), Viudos, sirenas y libertinos (2008) y El hijo y la zorra (2010).Ha ganado el Premio Fundarte de Ensayo (1990), el Premio Municipal de Narrativa de la ciudad de Caracas (2004) y el Concurso Anual de Cuentos del diario El Nacional (2010 y 2012). Como crítico ha dedicado volúmenes y artículos al ensayo hispanoamericano y a diversos poetas y narradores. Estudió en la Universidad de Coímbra (Portugal), en la Universidad Central de Venezuela y se doctoró en la Universidad de Stony Brook (Nueva York). Desde 1989 vive en los Estados Unidos, donde trabaja como profesor de posgrado en la Universidad de Connecticut. Fue designado miembro de la Academia de Ciencias y Artes de Connecticut en 2009.