Autor: Alberto Fuguet

Editorial: Alfaguara

Versión Kindle

Álvaro y Francisca, dos jóvenes de dieciséis años, tienen relaciones sexuales durante una noche de juerga. Francisca queda embarazada y él quiere que aborte, pero ella decide llevar adelante el embarazo. Algunos meses después nacerá Pablo. Aunque Álvaro no negará a su hijo, tampoco se hará cargo de él: no se involucrará en su vida ni asumirá su rol de padre. Transcurrirán los años, y Álvaro y Pablo tendrán algunos pocos encuentros. Lo suyo será una relación forzada, incómoda, de aquellas que, cuando están juntos, solo se ven acompañadas por el silencio, y en cuanto a Pablo, por las ganas de pararse e irse. La personalidad del niño estará marcada por el desamor, el rechazo y la necesidad de un padre. Más adelante, su adolescencia será difícil: la del muchacho que no encontrará un lugar en el mundo y que, incluso, querrá quitarse la vida. Francisca, por su parte, sufrirá ante el comportamiento de su hijo, pero a ella también le quedará grande el papel de madre… 

Hace algunas semanas reseñamos Missing, un gran libro, de registro poco común, que guarda poca relación con cualquiera de las otras obras del escritor chileno. En esta oportunidad leímos Aeropuertos —novela posterior a Missing—, que sí reúne los clásicos ingredientes que se le conocen a Fuguet. Para sus seguidores será casi inevitable que las páginas de este libro no los hagan volver sobre los pasos de otros como Sobredosis, Mala onda o Por favor rebobinar, pues sus personajes son de esos outsiders medio agringados que el autor ha sabido tan bien construir siempre: encerrados en una habitación viendo películas de cine underground o perdidos por las calles de alguna ciudad chilena con los audífonos explotando en sus oídos. Además, su lectura es ligera, poco sensorial y moderna: en ella no faltarán los iPods, las macs, los DVD. Asimismo —ya lo hemos mencionado en nuestra reseña de Missing—, acá se advertirá también la voluntad del autor por innovar en su técnica narrativa. Esta vez, claramente, incorporará elementos del guión de cine en la estructura del relato. Tanto los personajes como el conflicto y la atmósfera se nos presentarán muy bien; sin embargo, Aeropuertos no irá más allá de mostrarnos estos tres elementos muy bien definidos. Y es que falta encaminar a los personajes hacia algún lugar. Mientras vamos avanzando en la lectura, estamos a la espera de algo más, de ese giro que combine todo esto y lo convierta en buena literatura, de ese toque que tienen los buenos escritores —como es el caso de Alberto Fuguet—, de saber unir los elementos para contar grandes historias. Lo único que encontraremos página tras página serán manifestaciones de rebeldía de Pablo, las boludeces de su papá – que nunca llegará a maduar- y las angustias y lágrimas de Francisca.

Lamentablemente, de la forma como se nos presenta esta novela, al final nos invadirá la sensación de haber leído algo incompleto y carente de una buena trama. Y además, al quedarnos en el punto del conflicto no encaminado hacia una historia, surgirá el problema de que, si bien habremos leído un trance bastante traumático, también habremos sido testigos de un conflicto bastante cotidiano, poco interesante, de culebrón de ama de casa a medio día.

© 2012, Pedro Medina León. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorEn contra de la música
Artículo siguienteTertulia con el artista Rodrigo de la Luz
Nació en Lima, Perú, en 1977. Es autor de los libros Streets de Miami, Mañana no te veré en Miami, Lado B y Varsovia. Es editor de las antologías Viaje One Way y Miami (Un)plugged. En el año 2017 se produjo el cortometraje The Spirit Was Gone, inspirado en los personajes de su novela Lado B. Además es creador y editor del portal cultural y sello editorial Suburbano Ediciones. Como gestor cultural ha sido co-creador de los programas #CuentoManía, Miami Film Machine, Pido la palabra y Escribe Aquí –galardonado con una beca Knight Arts Challenge por la Knight Foundation Center-. También es columnista colaborador en El Nuevo Herald y ha impartido cursos de técnica narrativa en el Koubek Center de Miami Dade College. Estudió Literatura (Florida International University) con una especialización en Sociología y en su país Derecho y Ciencias Políticas (Universidad de Lima).