Nieve – Orhan Pamuk

Como en todos los viajes, quien parte no es el mismo al regresar. Ka, poeta turco de cierta fama exiliado en Frankfurt, vuelve muchos años después a su ciudad natal, Kars, en medio de un convulso enfrentamiento político entre los islamistas más radicales, a punto de ganar las elecciones locales, y los que detentan el poder. El motivo que conocemos por el narrador – un viejo amigo de Ka- del viaje no sería otro que hacer un informe de las jóvenes que se suicidan porque les impiden llevar cubierto el rostro a las escuelas. Pero, conforme va avanzando la novela
, lo que en realidad descubrimos es que Ka, quien tenía 42 años, estaba soltero y nunca se había casado, va en busca del amor de la bella Ipek, una vieja amiga de la infancia que acaba de separarse de su marido y que ahora vive con su padre y hermana Kadife en el hotel donde se hospedaría Ka durante su estancia en Kars. A su llegada a Kars, tras entrevistarse con los familiares de las jóvenes que se suicidan, muy pronto se corre el rumor del motivo de su presencia y se ve involucrado en una serie de hechos que lo comprometen quizá más de lo que hubiera previsto o deseado, como ser testigo junto con Ipek del asesinato de un profesor de escuela en un café. Los islamistas más radicales lo buscan a efectos de que en su informe periodístico transmita realmente la situación de represión que se vive en la ciudad y que habría llevado a las jóvenes suicidas a tomar una decisión tan drástica sobre sus vidas. Las autoridades lo buscan a efectos de que declare sobre el asesinato del profesor y que luego les revele el paradero oculto de Azul, líder de los islamistas radicales que además mantiene una relación amorosa con Kadife. Mientras tanto Ka, inspirado por la nieve que cubre la ciudad y que le hace escribir poesía tras mucho tiempo de sequía literaria, le confiesa sus verdaderas intenciones a Ipek de llevársela a Frankfurt con él. Pero las cosas no son tan simples como el protagonista espera que sean. Ipek no sólo tiene vínculos sólidos con su familia que le unen a Kars, hay algo en su pasado que Ka ignora, y para cuando lo descubre dolorosamente, sus celos enfermizos acabarán por alejarle. Tras una serie de acontecimientos funestos, Ka se marcha en el último tren de Kars esperando hasta último momento que Ipek le dé el encuentro convenido en la estación. Como toda gran novela, al terminar de leerla uno tiene la tentación de volver a la primera página y comenzar a releerla. Los hechos y detalles cobran mayor relevancia de los que les dimos por primera vez. Así vemos que hay una escena al inicio de esta historia que anuncia el peso que tendría el viaje a Kars en la vida del melancólico Ka: “Si el viajero que se sentaba junto a la ventana no hubiera estado tan cansado del viaje y hubiera prestado un poco más de atención a los enormes copos que descendían del cielo como plumas, quizá hubiera podido sentir la fuerte tormenta de nieve que se acercaba y quizá, comprendiendo desde el principio que había iniciado un viaje que cambiaría toda su vida, habría podido volver atrás”.

© 2012, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorCentros de tortura al cliente
Artículo siguienteUna Ilusión
Jorge Harten

Jorge Harten

Jorge Harten Rodríguez Larraín nació en Lima, en 1975. Estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Lima. Ha formado parte de talleres de narrativa y escritura creativa. Sus cuentos han merecido menciones honrosas en concursos como el Copé de 2004, Cuento de las Mil Palabras de Caretas 2006 y el Copé de 2006. Sus relatos han sido publicados en antologías como Historia del Jabón ( Ediciones Copé, 2004), El Mestizo de las Alpujarras (Ediciones Copé, 2006) y Primeras Historias (2006). Noche que va callando (2009) es su primer libro de cuentos.