Volver es irse

Había un lema de promoción del turismo en Navarra que decía “Ir es volver”. Justo lo contrario que sintió la escritora María Luisa Elío (Pamplona, 1926 – Ciudad de México, 2009), que cuando volvió a su ciudad natal le salió de sus entrañas un “volver es irse”. 

Copio y pego de Wikipedia:

Cuenta su biógrafo, Eduardo Mateo Gambarte:

Cuando en 1970 María Luisa Elío vuelve por primera vez a Pamplona, de la que había salido en 1936 y en la que seguía viviendo en su memoria, se encontró con una fría estación poblada de sombras, de silencios y de ausencias. Una mujer aferrada a su pasado y a la mano de su hijo de seis años buscando fantasmas del pretérito en el balcón vacío de una casa deshabitada desde su infancia. Solo escucha la voz de toda la nostalgia acumulada durante más de treinta años. La voz de nadie. Nadie la reconoce y ella tampoco reconoce sus recuerdos. “Regresar es irse”, concluirá la autora tras ese intento baldío de recuperar su pasado.1

En Tiempo de llorar, según Mateo Gambarte “uno de los libros más hermosos que se conocen acerca del regreso a la ciudad natal”, cuenta su viaje y su experiencia, y como colofón de ese viaje escribió después Cuaderno de apuntes en carne viva, que juntos forman una obra preñada de sensibilidad y veracidad.


María Luisa Elío, de quien se escribió esta biografía


Ahora que estamos en los pagos virtuales con las exequias de García Marquez, quería recordar a esta interesante figura a la que el autor de Cien años de soledad dedicó su obra cumbre. Tanto ella como su marido, Jomi García Ascot, fueron amigos íntimos del escritor colombiano. 

Tiempo de llorar. Habrá que leerlo.


© 2014, Eduardo Laporte. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorMARIPOSAS
Artículo siguienteHa
Eduardo Laporte

Eduardo Laporte

Eduardo Laporte: Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad De Navarra) , Máster en Periodismo Multimedia (El Correo/UPV) y Diploma de Estudios Avanzados en 'La lengua y la literatura en relación con los medios de comunicación' . Colaborador habitual en la prensa cultural, como el suplemento 'Territorios' de 'El Correo de Bilbao', y el resto de cabeceras del grupo Vocento. Crítico literario para la web 'Ojos de Papel' y, desde 2012, para la revista cultural, decana en su género, 'El Ciervo'. Autor del blog 'El náuGrafo digital' que, con pequeñas variaciones en el título, se actualiza desde octubre de 2004. Es el padre del arrealismo. Publicaciones: 'postales del náufrago digital' (Prames, 2008) 'Luz de noviembre, por la tarde' (Demipage, 2011):