Historias de Sarajevo

La sensibilidad humana es el tema principal de la película 3 Mujeres (o despertando de mi sueño bosnio), ópera prima del realizador mexicano Sergio Flores Thorija, estrenada en abril pasado, durante la 62 Muestra Internacional de Cine en la Cineteca Nacional de Ciudad de México.

Sin efectismos ni golpes bajos, Thorija expone las historias de tres mujeres en Sarajevo, la pequeña capital de Bosnia-Herzegovina, que casi alcanza los 400.000 mil habitantes. De hecho, en algún instante de la trama, Ivana, Clara y Marina (las protagonistas) se cruzan entre sí, aunque —a diferencia de lo que ocurre en otras propuestas— aquí este recurso no es algo fundamental, es apenas una anécdota que nos recuerda que la vida en esta ciudad no es tan distinta a lo que pasa en América Latina o en otras partes del mundo. Y esa exploración por la sensibilidad de tres mujeres que están en procesos de búsqueda interna, es lo que asoma como el mayor mérito de este trabajo, más allá de algunos momentos intrascendentes. Es meritorio porque vuelve la atención a las relaciones humanas, con sus fisuras, deseos, pequeños triunfos y pequeñas derrotas; asuntos más que relevantes en estos tiempos en que las redes sociales parecen estar por encima de la vida común y corriente, que es adonde apunta el foco de esta película.

Ivana (Ivana Vojinovic) es una joven que trabaja como cocinera en un restaurante y que debe cuidar a su madre enferma. Clara (Clara Casagrande) es una stripper brasilera que ha llegado a Sarajevo a trabajar en un club para turistas, con el objetivo de reunir dinero para sus estudios. Y Marina (Marina Komsic), quizás el gran personaje del filme, es una estudiante que termina la preparatoria, y que no puede controlar los impulsos de estar enamorada.

Desde el guión, escrito también por Thorija, 3 Mujeres… se plantea inteligentemente como una mirada realista, alejada de caricaturas, y con una virtud que no siempre está presente en el cine contemporáneo: la amplitud en la dimensión de los personajes. Y es que las tramas podrían atraer con facilidad a los lugares comunes, sobre todo considerando la errancia de estas tres mujeres. Pero ahí es donde está el punto de equilibrio. Ivana, Clara y Marina lo pasan mal, pero también lo pasan bien. Tienen gustos, tienen sueños, y aunque el fracaso puede ser una posibilidad para todas ellas, no andan acechadas todo el día por esa opción. Con estos antecedentes la cinta se enlaza con el espectador; hombres y mujeres, con la idea de que Sarajevo es una ciudad lejana y distinta, pero tampoco tanto, porque lo que les pasa a ellas le podría pasar a cualquier persona.

No hay música instrumental que fomente sentimientos, no hay movimientos de cámara que llamen la atención porque sí, no hay dramatismos excesivos, ni tampoco espacio para sobreactuaciones. Al contrario, las tres actrices están absolutamente cohesionadas a un guión y a un director que juega sus pequeñas cartas con oficio y precisión. Así es como incluso dentro de este universo mínimo que se instala en Sarajevo, se logran bellas secuencias como el baile de la tercera historia al ritmo de un himno de Los Ángeles Azules, en un acertado guiño de Thorija a México.

La información de que este filme fue producido por el cineasta húngaro Béla Tarr, queda relegada a este último párrafo. 3 Mujeres… se sustenta por sí sola.

3 ZENE or (Waking Up From My Bosnian Dream). Bosnia-Herzegovina-México, 2016. Dirección, guión, montaje, fotografía: Sergio Flores Thorija. Color, 120 minutos. Elenco: Clara Casagrande, Marina Komsic, Ivana Vojinovic, Selma Memovic, Adnan Kreso, Sena Mujanovic, Patrick Marshall, Elma Jukovic, Jasna Draganic, Stanimir Draganic, Yeree Woo, Jairo Barbosa, Elma Selman, Adnan Novo. Productora: Film Factory, Lucía Films, Mexican Koi, Bighouse Cinema.

© 2017, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorArsenio, esencial
Artículo siguienteCuentoManía: el Talent Show Literario de Miami
Víctor Hugo Ortega

Víctor Hugo Ortega

*Víctor Hugo Ortega es periodista y escritor chileno, autor de los libros «Al Pacino estuvo en Malloco» (2012), «Elogio del Maracanazo» (2013) «Relatos Huachos» (2015) y «Las canciones que mi madre me enseñó» (2016). Es profesor en la Plataforma de Formación General de la Universidad de Chile, en la Escuela de Cine de la Universidad Mayor y Director del proyecto de formación de audiencias Barravento.
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...