el reto de la ficción