Still Alice

Richard Glatzer, Wash Westmoreland

2015 USA

 

aliceAlice (Julianne Moore) es una mujer de 50 años, felizmente casada y con tres hijos adultos. Ella, profesora de lingüística en Columbia University; él –representado por Alec Baldwin- un científico exitoso.

Una mañana en que Alice va trotando por los alrededores de la universidad se desorienta. Parada frente a lugares que viene transitando por años, no recuerda cómo regresar a casa; cómo llegó ahí o para qué. Lo que sigue es el deterioro que enfrente Alice como resultado del Alzheimer -enfermedad del cerebro que causa problemas en la memoria, la manera de pensar y comportarse-. Esta forma común de demencia interfiere con la vida de quien la padece e inevitablemente de sus familiares y seres que lo rodean. En este film veremos la reacción de los hijos de Alice y los mecanismos que utilicen para convivir con el diagnóstico de su madre –cada quien desde la perspectiva de sus años, profesiones y estilos de vida -.

Still Alice nos recuerda que algunas enfermedades son como alojar a nuestro peor enemigo en nuestra propia casa; darle la mejor habitación y no poder jamás dejarlo ir. En este caso, el Alzheimer de Alice ha llegado probablemente con quince años de premura a sus neuronas, corteza y otras aéreas encargadas de – entre otras funciones– alojar recuerdos en preciados compartimentos atendidos por flujos armoniosos de sangre. El Alzheimer ha irrumpido antes de tiempo a cambiarle las reglas del juego a esta mujer sumamente inteligente que deberá hacer frente también a sus colegas de trabajo asumiendo que si se pierde dentro de su propia casa, su carrera como profesora de lingüística ha llegado irremediablemente a su final. Alice en adelante deberá desandar el camino cien por ciento a oscuras y de la mano de sus familiares. Y ellos tendrán la difícil tarea de seguir amándola y preservando los recuerdos que ella misma ha empezado a olvidar. Hay quienes se preguntan si Still Alice hubiese sido tan buena sin Julianne Moore como protagonista, que ganó un premio Oscar este pasado Febrero por su excelente actuación. Aunque nunca se sabrá, el film cuenta con un elenco valioso que hace de este drama un acierto.

Still Alice está basada en el libro de Lisa Genova que lleva el mismo nombre; y su director, Richard Glatzer, falleció el diez de marzo de 2015 tras largos años de lucha contra el ALS.

httpv://youtu.be/ZrXrZ5iiR0o

© 2015, Luciana Medina León. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorUna extraña felicidad (llamada América)
Artículo siguienteDe Stephen y Alice: la mente vs el cuerpo
Luciana Medina León

Luciana Medina León

Nací en el Perú hace 29 Abriles. Un boleto round-trip me trajo a Miami en el 2004. Luego de 30 días, el boleto quedó convertido en one-way. No viene al caso decir lo que estudié en Lima, pero si que aquí estudié Psicología y que este año haré un Master en lo mismo. Tampoco viene al caso decir que tengo un poema publicado en una antología de poemas y un blog que nadie lee. Me encontrarán en la sección cine en cada publicación. Las relaciones a larga distancia tienen un encanto muy particular: la atracción se mantiene como en el primer día; las partes no caen en rutinas absurdas de cajones desordenados o silencios insondables como centro de mesa; por último el tiempo del que se dispone no se desperdicia. La nuestra no será la excepción. No por mi parte al menos.