Quintanilla y González Viaña, presentan libro en Ginebra

“Quintanilla, el hijo de los Apus” es el libro de Eduardo González Viaña que va a ser presentado en la librería Albatros de Ginebra, 6 Rue Charles Humbert, 1205, el sábado 15 de diciembre a las 7 de la noche. La entrada es libre.

“Quintanilla, el hijo de los Apus” ha sido escrito a cuatro manos entre el autor y el famoso pintor peruano Alberto Quintanilla quien le narró su vida y las razones de su creación artística al mismo tiempo que hacía dibujos sobre los personajes y lugares de su vida y de su obra.

El resultado es un valioso testimonio ilustrado con decenas de valiosos dibujos inéditos de Quintanilla. La obra está a la disposición del público en la librería global de Amazon y tendrá una presentación en la ciudad internacional de Ginebra.

http://www.amazon.com/Quintanilla-hijo-los-Apus-Spanish/dp/148110893X/ref=sr_1_7?s=books&ie=UTF8&qid=1354106354&sr=1-7&keywords=eduardo+gonzalez+via%C3%B1a

Al acto viaja el pintor desde París y el autor del libro desde Salem, Oregon, donde vive.

Antes del acto de Ginebra, González Viaña dará una conferencia sobre “Derecho y literatura” en la Universidad de Oviedo que lo ha invitado para ello. Será el 12 de diciembre a las 12.30 en el Aula Magna de la Facultad de derecho.

Por su parte, en Barcelona, la Universitat Internacional de Catalunya ha programado dos charlas de González Viaña: una sobre el derecho como materia novelable el 12 a las 13,30 horas y otra sobre la política estadounidense en migraciones el 13 a las 13,30 horas.

Picasso dijo una vez que “Alberto Quintanilla es el primer aporte peruano a la pintura universal”. La obra de este pintor nacido en el Cusco en 1934 hace historia y domina los amplios panoramas del arte mundial contemporáneo.

El escritor peruano Eduardo González Viaña es catedrático en Western Oregon University, Estados Unidos. Su novela El Corrido de Dante es considerada como un clásico de la inmigración en Estados Unidos.

Su novela Vallejo en los infiernos aborda la vida juvenil del gran poeta peruano y la infame carcelería que sufriera en Trujillo.

Sobre González Viaña: Página web:

www.elcorreodesalem.com

Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_Gonz%C3%A1lez_Via%C3%B1a

Quintanilla, el hijo de los Apus:

http://www.amazon.com/Quintanilla-hijo-los-Apus-Spanish/dp/148110893X/ref=sr_1_7?s=books&ie=UTF8&qid=1354106354&sr=1-7&keywords=eduardo+gonzalez+via%C3%B1a

Quintanilla, el hijo de los Apus

Por Eduardo González Viaña

Contratapa del libro:

La resurrección de una raza y el renacimiento de la cultura andina supuestamente aniquilada son el tema de Alberto Quintanilla. La obra de este pintor nacido en el Cusco en 1934 hace historia y domina los amplios panoramas del arte mundial contemporáneo.

En los dibujos, grabados, óleos y esculturas de Quintanilla todo es extraordinario y sagrado. Las antiguas veleidades y los rebeldes mitos del Tawantinsuyo se expresan en dunas de cobalto, perros de color añil, mujeres con ojos de estrella, guitarras que flotan, caballos perdidos en las nubes y seres con varios rostros. Todo ello pertenece a una cosmogonía que, ahora, el pincel y la imaginación de un pintor cusqueño han devuelto a la vida.

El novelista Eduardo González Viaña conversó hace unos días con él y escribió luego este texto. Este libro es el fruto de una conversación entre dos peruanos en camino a ser universales.

Juicios sobre el libro:

Aberto Quintanilla es todo un pintor: las formas y colores de sus cuadros brotan del sueño milenario de los dioses andinos, de sus criaturas, de sus paisajes, de lo que aún habita en el fondo de las huellas que esos dioses dejaron. El país donde habitan sus personajes es un Perú que se extiende por todo el universo.

Jorge Díaz Herrera

Trujillo, Perú

Alberto Quintanilla también es un mago de la palabra. En estas páginas Eduardo ha aprisionado al jilguero y a su canto. Tarea difícil de asir una voz mágica y montaraz. Sus palabras son códigos que vienen de lejos. A manera de esos perros siderales eternamente enamorados de la luna.

Este libro también es la voz de la ternura, de la amistad y la esperanza de toda una cultura. Es la voz forjada al fragor del fogón inextinguible de la oralidad andina.

Nilo Tomaylla

Ginebra, Suiza

Un grupo de campesinos indígenas del Cusco entró a la sala donde se exponían las esculturas de Quintanilla y prendió velas en torno de cada una de ellas como si vinieran del cielo. Es el mayor homenaje que puede recibir un artista. Sus obras son de este mundo, pero también del otro.

Efraín Díaz Horna

Salem, Oregon (USA)

Alberto Quintanilla ha nacido en el Cusco pero su arte trasciende los espacios físicos y temporales. La suya es una pintura transgresora en la que los espíritus de los Andes se rebelan y sueñan.

Elqui Burgos

París

© 2012, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorCiudad sin, Ciudad con
Artículo siguientePaseo por París