Pablo Milanés y su paso por Miami

Hace unos meses, el cantautor cubano Pablo Milanés, uno de los fundadores de la Nueva Trova, dio un concierto por primera vez en la historia en nuestra ciudad de Miami. Lo curioso de este singular concierto es que, lejos de apreciar la calidad artística del cantante, su trayectoria, sus magníficas canciones o su sensibilidad por el arte, se puso en debate y bajo lupa la pregunta del millón: ¿debía Pablo Milanés cantar en esta ciudad libremente?

Como es conocido, Miami es una ciudad habitada por gente de todos lugares, pero especialmente por los cubanos del exilio, quienes impulsados por diversas circunstancias, salieron de su país y llegaron a partir de la década de 1960 en olas migratorias para trabajar, luchar y buscar aquello de lo que carecían: libertad.

Sin duda, la figura de Pablo Milanés está asociada con la dictadura de Fidel Castro, y aunque últimamente ha declarado su descontento por algunas medidas adoptadas por el dictador, es verdad que no ha sido —en líneas generales—  uno de sus más fieros detractores.

Es por eso que el concierto se politizó a tal punto que la comunidad cubana llegó a pedir al alcalde que no autorice la presentación de Milanés en Miami. Esta fue una solicitud muy peculiar, porque lo que estuvieron haciendo los exiliados al pedirle al alcalde la suspensión del concierto, es caer en lo que critican. Es decir, vinieron en busca de libertad y piden que un cantante no se exprese libremente porque éste no piensa como ellos. Paradojas de una comunidad que, aunque admirable en su empeño de salir adelante y a pesar de haber sufrido lo innombrable,  no es capaz de darse cuenta de que un cantautor como Milanés, debe expresarse libremente en La Habana, Madrid, Buenos Aires, Miami o en cualquier ciudad del mundo. Solo así el sacrificio y el sufrimiento de tan valerosa comunidad de exiliados tendrá sentido.

© 2012, Augusta Cornejo. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorLa cola de la serpiente
Artículo siguientePablo Milanés en Miami: El fin del “embargo cultural”
Augusta Cornejo

Augusta Cornejo

Soy peruana y limeña de nacimiento. Cómo todo inmigrante, llegué a Miami hace 11 años con la finalidad de terminar mi carrera. El trabajo duro y la suerte me acompañaron y ahora tengo una maestría en literatura en la Florida International University y estoy cursando una segunda maestría en ciencias políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Además. he publicado algunos artículos en revistas de corte académico. Sígueme en Twitter: @augustacornejo