LOS VOLADORES: Peter Stamm

Jorge Harten

172 pg.

Editorial Acantilado

Se trata de un breve libro de cuentos, el último del gran narrador alemán Peter Stamm. La narrativa del autor se caracteriza por ser de un estilo sobrio, correcto y preciso en el lenguaje, directo, sus textos suelen ser breves en base a la economía verbal y al uso continuo de la elipsis que les imprime un sello propio. Uno siente al leer las doce historias que aparecen en este libro que está ante algo que se anuncia, que se intuye o que se nos escapa. Algo huidizo que sucede más allá de la fuerza creadora del autor. Desde la expectativa surgida por la vida que lleva un vecino de piso con el que se comparte un amor fugaz, a un hombre que trabaja en la recepción de un lujoso hotel mientras espera por el resultado de un examen médico añorando poder mantener la vida que tiene, a un pintor impresionista que se cuestiona por lo que hace con su vida a partir de la pregunta que le hace un niño, a una joven maestra de infantes que tiene por novio a un hombre que cuando se ve obligada a llevar a un pequeño a su casa se comporta como un niño más, así como estas todas son historias que aparentan ser simples bajo el manto de la cotidianeidad pero en realidad esconden todas aquellas cosas que suelen perturbar a la naturaleza humana, el miedo a la muerte, la soledad, la culpa, la nostalgia, la resignación ante la suerte o lo que el destino nos ha deparado. Entre los doce cuentos destacan “La expectativa”, “El resultado”, “Los voladores” y “A los campos hay que acudir”, una suerte de arte poética del escritor. La piscina brillaba, negra, en medio de la oscuridad. Bruno encendió las luces del fondo, y la piscina se iluminó con un azul resplandeciente. Adoraba ese color, su frescura y su pureza, el suave olor a cloro. La piscina era para Bruno el verdadero lujo del hotel, no los salones decorados ni los menús de gourmet, ni siquiera los músicos de salón que tocaban allí ocasionalmente los fines de semana. La piscina era muy distinta al lago al que Bruno solía ir a nadar, parecía desligada del paisaje y de la vida diaria. Representaba una vida que él jamás tendría, pero no le importaba. Le bastaba con que hubiera gente que llevara una vida así, y que él estuviera cerca, a su servicio. Para los lectores de Peter Stamm, es una nueva oportunidad, con este libro de cuentos, de encontrar nuevas historias que nos conmuevan con esa peculiar forma de contar del autor, para los que no lo han leído nunca la buena traducción y publicación que suele hacer el sello del Acantilado de sus libros resulta una buena ocasión para que lo hagan, o también pueden probar con otras de sus obras como la novela breve “Paisaje aproximado” o alguna de sus otros libros de cuentos como “En jardines ajenos”.

© 2012, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorLas cosas sin palabras.
Artículo siguienteFw
Jorge Harten

Jorge Harten

Jorge Harten Rodríguez Larraín nació en Lima, en 1975. Estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Lima. Ha formado parte de talleres de narrativa y escritura creativa. Sus cuentos han merecido menciones honrosas en concursos como el Copé de 2004, Cuento de las Mil Palabras de Caretas 2006 y el Copé de 2006. Sus relatos han sido publicados en antologías como Historia del Jabón ( Ediciones Copé, 2004), El Mestizo de las Alpujarras (Ediciones Copé, 2006) y Primeras Historias (2006). Noche que va callando (2009) es su primer libro de cuentos.