Los 67

El pasado enero, las 85 personas más ricas del mundo tenían tanto dinero como la mitad de la población mundial, o sea, como 3,500 millones de personas. La escandalosa desigualdad fue divulgada por un informe de la organización no gubernamental Oxfam, que lucha por erradicar la pobreza y el hambre.

Pues bien, en la primera semana de abril Oxfam ha tenido que modificar sus cifras, después que la revista Forbes actualizó su lista de los multimillonarios del planeta. Ya no son 85 los que controlan la riqueza de la mitad de la población mundial, sino 67.

Es decir, que 67 individuos tienen en promedio 20,000 millones de dólares cada uno, mientras 3,500 millones de personas tienen en promedio 486 dólares.

La lista de los más afortunados la encabeza el norteamericano Bill Gates, el fundador de Microsoft, con 76,700 millones de dólares. Y le sigue Carlos Slim Helú, el rey de las telecomunicaciones en México, con 70,900 millones de dólares.

Entretanto, más de la tercera parte de la población del mundo vive con menos de dos dólares al día.

El director ejecutivo de Oxfam América, Ray Offenheiser, dijo que el presidente del Banco Mundial, Jim Kim, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, han expresado con claridad los peligros del crecimiento disparado de la desigualdad. Señaló que las instituciones financieras internacionales deben cambiar sus recomendaciones a los países y buscar que inviertan en salud, educación y políticas fiscales progresistas.

Agregó que el FMI debe reconocer que la evasión de impuestos por parte de las corporaciones es uno de los factores decisivos del aumento de la desigualdad, y que las empresas debían pagar al fisco la parte que les corresponde.

Los países pobres –los países eufemísticamente llamados por muchos economistas, periodistas y políticos “países en desarrollo”– pierden entre 100,000 millones y 160,000 millones de dólares anualmente debido a que muchas empresas evaden el pago de impuestos de una manera o de otra. Y encima no pocas veces los políticos, con tal de atraer a las corporaciones con el argumento de la creación de empleos locales, o de lo que sea, les ofrecen exenciones fiscales.

Conviene recordar que se ha calculado que personas adineradas y grandes corporaciones ocultan 21 billones de dólares en paraísos fiscales para no pagar impuestos.

El hecho de que 67 personas tengan en sus manos la misma riqueza que la mitad más pobre de la población del planeta demuestra el fracaso de nuestros sistemas políticos. Y también desnuda la retórica hueca y engañosa de los que nos han prometido un mundo mejor si lo dejamos todo en manos de las fuerzas ciegas del mercado. Llevamos más de medio siglo esperando que la fórmula neoliberal nos entregue ese mundo mejor. No ha sucedido. ¿Cuánto tiempo más debemos esperar?

La historia de la humanidad es la historia de la lucha por un futuro mejor, un futuro colectivo, no individual, no beneficioso solamente para unos pocos. Un futuro donde todos tengamos una vida decorosa, libres del hambre, de la esclavitud, de la ignominia. Un futuro de libertad y bienestar.

Ese futuro debería ser ya el presente. Pero hoy la extrema desigualdad económica y social alcanza cotas de barbarie, mientras casi 900 millones de personas padecen de malnutrición crónica, los índices de desempleo tienen proporciones devastadoras incluso en países desarrollados, y 67 personas compiten entre sí agregando ceros a la derecha en sus inconmensurables estados financieros, en el balance general de su ambición. El último informe de Oxfam revela un fracaso escandaloso de la sociedad actual en materia de equidad y de convivencia.

@alende5

© 2014, Andrés Hernández Alende. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorLa guerra contra los Pieles Rojas, 1860-1890.
Artículo siguienteLos poetas nunca pecan demasiado
Andrés Hernández Alende

Andrés Hernández Alende

Andrés Hernández Alende (La Habana, 1953) es escritor y periodista. Ha publicado las novelas El ocaso (2013) yEl paraíso tenía un precio (2011). El ocaso quedó entre las cinco finalistas del Premio de Novela de Concurso Latino de 2013, y se presentó en la Feria Internacional del Libro de Miami de ese mismo año. Escribe una columna de temas sociales y políticos en El Nuevo Herald (Miami) y tiene un blog, llamado El Blog de Alende.