Lo que traspasa

       David Campos

Vamos a la pared del viento,

donde estrella los brazos

silenciosos

arrepentimientos de

la furia

para tener una excusa

Otra

cruzando

la ciudad marea invisible

 

 

y la pared del viento

sólido de mar evaporado

espera exhalaciones,

exhumaciones

espuma intangible de excusas

deshumanas.

Los hilos que tejen las mantas duras,

como puños,

como mazos

olvidados en la pared del viento,

parecen una cresta aplastada

de gritos sin más voz que la

misma tela de nudos

de esa pared del viento

que está al fondo del mar,

la vista nuestra, el mar,

lo que somos

es el mar

isla que no se ve,

sin memoria la mirada

sin memoria las palabras

fin de una historia helada

de hombres casi humanos

casi hombres,

memoria

de realidad desmadejada

nudos sin abrigo

en la pared del viento.

 

@LeChatDavo

© 2013, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorPescando en al Nube…con las Redes Sociales
Artículo siguienteVida: Patricia Engel
Elías David

Elías David

Sostuvo en esta revista, hace tiempo, la columna de poemas Saudade que ahora retoma, ya sin saudade. Ha impartido en su ciudad natal talleres de creación literaria donde ha aprendido mucho. Textos suyos han aparecido en antologías regionales de su país y de Miami. Fue profesor de secundaria. Ahora sólo lee y escribe, o sea, no hace nada.