Poesías de #Lasticön: Nunca supe tu nombre, Vulvaggedon, Diablos rojos.

Nunca supe tu nombre

 

Amanecer en la deshora.

Tu dedo en mi axila

hechó raíces.

Somos uno

porque hemos vencido el asco.

 

Brindemos con fluidos

por el final

de este microcuento;

con certezas

por la herida expuesta

que pronto será piel;

con edemas

por los recuerdos

tristes,

ficticios,

oportunistas.

 

Que el reflujo

de este sudor frío

sea lo único que perdure,

para que este coro

nunca anide en la rutina.

Vulvaggedon

 

Tu vulva congela

los anhelos

desflorados.

Gobierna

desde dios

el curso de los días,

acercando el averno

5 grados por semana.

 

¿Es así la cima?

Con estos vientos alisios

que susurran sinsentidos

condenas estériles

de cuello alto

y mirada ciega.

 

Aquí me mudo

por el resto de mis días.

La renta es impagable

pero incluye el HBO.

Diablos rojos.

 

En un mercado negro

tres diablos rojos se hicieron

con un fémur

de revolucionario triste.

 

Una última chance

de que el volcán

perdone.

 

La alquimia es una lotería multicolor.

La venganza es el lujo del cínico.

La belleza estúpida.

 

De los tres

uno solo

sobrevive.

 

Y no es el que tuvo suerte.

© 2018, Lasticön. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorBuscando el Green
Artículo siguiente#InstaPicDeSuburbano: Traveler
Lasticön

Lasticön

Lasticön (Aitor Lopera Etxebarría, Bilbao, Bizkaia, 1993) Es poeta y buscapleitos. Funda “Txirimiri”, su primer Fanzine, a los 17 años, 15 minutos después de liarse a golpes con los responsables de la publicación mensual de su colegio. Un año más tarde abandona su casa con solo un poco de ropa, “Thriller”, el vinilo de Michael Jackson que perteneció a su hermano y 725 Euros que toma prestados de los ahorros de la familia. Elige Miami porque “todo lo que sabía de la ciudad me parecía aberrante”. Ha publicado los poemarios “Furia bálsamo” y “Mandy Crush”. En 2015 autoriza a la antología “Versos Libres” a incluir “Mi casa es pain” aunque luego se arrepiente. Suele jactarse de haber quemado una novela y un camión del US Postal Service aunque nadie pudo corroborarlo.
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...