¡Joe Biden ganó!

Los Estados Unidos tienen un nuevo presidente, el demócrata Joe Biden.

El sábado 7 de noviembre, temprano en la mañana, Joe Biden superó los votos electorales necesarios para convertirse en el presidente número 46 de los Estados Unidos, y la senadora Kamala Harris en la primera mujer vicepresidenta de la nación.

Los demócratas recibieron un gran regalo en la mañana del viernes 6 de noviembre, cuando el estado de Georgia, con 16 votos electorales, y más tarde el de Pensilvania, con 20, se inclinaron a favor de Biden mientras seguía el conteo de los últimos votos por correo.

Entretanto, viendo acercarse su derrota, el presidente Donald Trump mantenía su exigencia de suspender el conteo de votos y sus denuncias infundadas de fraude, mientras movilizaba a sus seguidores para que siguieran protestando contra el sistema electoral. Trump ha estado mintiendo y no ha presentado una sola prueba de fraude, sencillamente porque no hay fraude.

El sábado en la mañana, Pensilvania declaró la victoria electoral de Biden, y unas horas después, Nevada hizo lo mismo.

Trump ha seguido con su pataleta, aunque estuvo dos días guardando un inesperado silencio en su red social favorita, Twitter. El silencio de la derrota. El sábado, su asesor Rudolph Giuliani dio una conferencia de prensa en Filadelfia en la que afirmó que en esa ciudad de Pensilvania se había cometido un fraude escandaloso con las boletas enviadas por correo, que esa urbe de mayoría demócrata tenía un largo historial de corrupción, y mil mentiras y difamaciones más. Giuliani, que hizo un papel aceptable hace años como alcalde de la ciudad de Nueva York, inexplicablemente se ha convertido en un payaso político, incoherente y enloquecido; se ha convertido en el bufón de su empleador.

Trump debería tener un mínimo de decencia y reconocer su aplastante derrota. Hasta el momento de escribir este artículo, Biden acumula 290 votos en el colegio electoral y más de 4 millones de los votos populares.

¡Reconoce tu derrota, Trump! ¡Deja de seguir polarizando al pueblo norteamericano con tu retórica divisiva y tus mentiras! La peor presidencia de los Estados Unidos toca a su fin. Es hora de que Trump acepte que ha perdido las elecciones, que pronuncie un discurso conciliador, a favor de la concordia nacional, y que empiece a preparar el traspaso de la presidencia a Joe Biden, el 46º presidente de los Estados Unidos.