Idea #3

Habla el maestro Patanjali en su libro del Yoga-sutra, ubicado en el tiempo en torno al siglo III a. C., del brahmacharya, que en sánscrito significa algo así como “control de la energía sexual”. Distinto matiz encontraríamos si pusiera represión, porque todo control tiene algo de represión. O quizá no: la idea de un control tan inserto de ti que no concurse con esfuerzo, que no implique la frustración ni los matices negativos que aporta la palabra represión.

Y qué distinto que sea el maestro Patanjali quien te invite a ser señor de tus instintos sexuales, bajo la creencia (discutible) de que ese líquido sagrado capaz de engendrar nuevas vidas es limitado y hay que cuidarlo, a que lo haga un cura plasta o un periódico conservador, como aquel famoso artículo de ABC que desaconsejaba la masturbación. No es lo mismo que te hable de trascendencia un obispo homófobo que George Harrison en una sencilla canción.

La idea de separar al mensajero del mensaje y pensar todo de nuevo.

© 2014, Eduardo Laporte. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorConversando con Eduardo Laporte
Artículo siguienteAlabanza, de Alberto Olmos
Eduardo Laporte

Eduardo Laporte

Eduardo Laporte: Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad De Navarra) , Máster en Periodismo Multimedia (El Correo/UPV) y Diploma de Estudios Avanzados en 'La lengua y la literatura en relación con los medios de comunicación' . Colaborador habitual en la prensa cultural, como el suplemento 'Territorios' de 'El Correo de Bilbao', y el resto de cabeceras del grupo Vocento. Crítico literario para la web 'Ojos de Papel' y, desde 2012, para la revista cultural, decana en su género, 'El Ciervo'. Autor del blog 'El náuGrafo digital' que, con pequeñas variaciones en el título, se actualiza desde octubre de 2004. Es el padre del arrealismo. Publicaciones: 'postales del náufrago digital' (Prames, 2008) 'Luz de noviembre, por la tarde' (Demipage, 2011):