Idea #2

Vritti, literally “whirl pool”, is a technical term in yoga meant to indicate that the contents of mental awareness are disturbances in the medium ofconsciousness

La dispersión mental es una de las principales causas de la infelicidad humana. Lo dice Patanjali. Cuidado con los vrittis, cuidado con que ganen ellos la guerra.

Escucho la nota (4’12”) de Pavarotti en la conmovedora Miss Sarajevo, con Bono y compañía, y pienso que la música es lo contrario a la dispersión mental, la ausencia de vrittis. Desintegra toda fragmentación y nos funde en una sola cosa, un ente dominado por esa nota que nos llega hasta el tuétano. Y mientras la escuchamos, nos sentimos felices, capaces de todo.

© 2014, Eduardo Laporte. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorSobre el gusto musical
Artículo siguienteSemana Santa, 1999
Eduardo Laporte

Eduardo Laporte

Eduardo Laporte: Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad De Navarra) , Máster en Periodismo Multimedia (El Correo/UPV) y Diploma de Estudios Avanzados en 'La lengua y la literatura en relación con los medios de comunicación' . Colaborador habitual en la prensa cultural, como el suplemento 'Territorios' de 'El Correo de Bilbao', y el resto de cabeceras del grupo Vocento. Crítico literario para la web 'Ojos de Papel' y, desde 2012, para la revista cultural, decana en su género, 'El Ciervo'. Autor del blog 'El náuGrafo digital' que, con pequeñas variaciones en el título, se actualiza desde octubre de 2004. Es el padre del arrealismo. Publicaciones: 'postales del náufrago digital' (Prames, 2008) 'Luz de noviembre, por la tarde' (Demipage, 2011):