Idea #1

Leo una crítica, bastante dura, al último de Fernando Aramburu, Ávidas pretensiones, y el crítico lo argumenta tan bien que llega a disuadir de su lectura, o al menos de de un tipo de lectura, Premio Biblioteca Breve, que se vende como el paroxismo de la carcajada. Cuando hay más patetismo, de ese de poetas con jerseys con pelusa y que dicen mucho “a nivel de” y van por la vida arrastrando su colección de tics, que otra cosa. El peligro de generar ciertas expectativas. El peligro de la faja. La faja, arma de doble filo. Cuidado con la faja.
Dice el crítico que a la tortilla de jamón no hay que echarle más jamón para que esté más buena (cosa que a su madre no le entra en la cabeza). Con el jamón justo alcanza su perfección tortillesca. No desmerezcamos al huevo, que también tiene su función, mitigadora de la fuerza del cerdo curado, en este caso. Lo dice dando a entender que Aramburu se ha pasado con el jamón. A saber.
Me quedo con el símil. El jamón justo. A jugar.

© 2014, Eduardo Laporte. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorCarta de Tolstoi a Gandhi
Artículo siguienteSHORT TERM 12: El dolor a largo plazo
Eduardo Laporte

Eduardo Laporte

Eduardo Laporte: Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad De Navarra) , Máster en Periodismo Multimedia (El Correo/UPV) y Diploma de Estudios Avanzados en 'La lengua y la literatura en relación con los medios de comunicación' . Colaborador habitual en la prensa cultural, como el suplemento 'Territorios' de 'El Correo de Bilbao', y el resto de cabeceras del grupo Vocento. Crítico literario para la web 'Ojos de Papel' y, desde 2012, para la revista cultural, decana en su género, 'El Ciervo'. Autor del blog 'El náuGrafo digital' que, con pequeñas variaciones en el título, se actualiza desde octubre de 2004. Es el padre del arrealismo. Publicaciones: 'postales del náufrago digital' (Prames, 2008) 'Luz de noviembre, por la tarde' (Demipage, 2011):